Diario Vasco

Miami, 14 feb (EFECOM).- Luis Riu Güell, copropietario de la cadena hotelera Riu y acusado de corrupción en Miami, se encuentra ya a España, pero tendrá que regresar a EEUU para comparecer ante la justicia en fechas todavía no fijadas, señaló hoy a Efe el equipo de comunicación del grupo en esta ciudad.

Las mismas fuentes indicaron que "trabajan estrechamente" con el "equipo legal de RIU y la corte local" para conocer más sobre las "posibles" audiencias que tendrán lugar "en los próximos meses", pero que todavía "no hay fechas confirmadas".

Confirmó además que Luis Riu quedó en libertad bajo fianza de 20.000 dólares, tras comparecer voluntariamente ante un juez del condado de Miami-Dade, y que ha "retomado ya sus actividades empresariales".

Las vistas judiciales tendrán lugar en un tribunal de Miami, donde deberá comparecer por un caso de presunta corrupción vinculada al proceso de remodelación del hotel Riu Plaza Miami Beach, de 284 habitaciones, propiedad de la cadena hotelera.

La Justicia de EEUU acusa a Luis Riu y al vicepresidente regional de la cadena, Alejandro Sánchez del Arco, de haber ofrecido estancias gratis o con grandes descuentos en hoteles de lujo al exdirector del Departamento de Construcción de Miami Beach Mariano Fernández y empleados de éste a cambio de su asistencia en la renovación del hotel.

La semana pasada, los fiscales acusaron a Fernández, Luis Riu y Sánchez del Arco de compensación ilegal y de confabulación para pagar compensación ilegal.

La cadena Riu aseguró en un reciente comunicado que sus ejecutivos son "absolutamente inocentes" y los cargos que se les imputan, en relación a compensaciones ilegales, son "totalmente infundados".

En concreto, los detectives de la Policía de Miami Beach que realizaron la investigación acusan a Fernández, Riu, Sánchez del Arco y la compañía Riutel Florida Inc. de "conspirar para cometer una compensación ilícita", según documentos judiciales de la acusación contra el primero a los que tuvo acceso Efe.

En el documento de 116 páginas, se acusa a Sánchez y Riu de presunta "conspiración para ofrecer beneficios ilegales a Fernández" y a este de aceptarlos en "recompensa" por sus decisiones como director de Departamento de Construcción de Miami Beach.

Detalla que durante 19 meses Fernández "solicitó y aceptó de RIU beneficios ilegales para él mismo y otros", beneficios favorecidos por varios directivos de la cadena y con el "explícito permiso" de Luis Riu y José "Pepe" Moreno (director general de Riu).

En "recompensa" por su "guía y dirección", RIU ofreció a Fernández y "sus familiares y asociados" "múltiples habitaciones de cortesía y con significativos descuentos" en Riu Miami Beach y otros hoteles de la cadena.