Diario Vasco

Barcelona, 14 feb (EFE).- El grupo Carinsa, dedicado a fabricar aromas y aditivos para el sector alimentario y fragancias para productos de limpieza y cosmética, facturó 44 millones de euros en 2017, un 10 % más que el año anterior, y prevé alcanzar los 100 millones en 2025 gracias al desarrollo de un nuevo suavizante de ropa más sostenible.

Según ha informado hoy la empresa, el crecimiento en 2017 vino dado, en parte, por el incremento de sus exportaciones y por la consolidación de nuevas áreas de negocio, como son la ambientación, la confitería y los platos preparados.

Los principales crecimientos internacionales se produjeron en mercados situados en Centroamérica, Sudamérica, Oriente Medio, Turquía y sus mercados limítrofes, además de África Septentrional.

En el futuro, la compañía, con sede en Sant Quirze del Vallès (Barcelona), prevé desarrollar una intensa actividad para aumentar su presencia comercial en Asia y Estados Unidos.

La presidenta y consejera delegada de Carinsa, Vanesa Martínez, ha explicado que la "gran prioridad de la empresa" sigue siendo la internacionalización, la diversificación especializada y el desarrollo y avances en materia de I+D+I.

Carinsa ha destacado la subvención recibida en 2017 por parte del SME Instrument de la Comisión Europea, que ofrece ayudas a fondo perdido a pymes para proyectos innovadores de gran impacto y con potencial de crecimiento internacional, en este caso para el desarrollo de un suavizante para la ropa más sostenible y ecoeficiente gracias a un sistema de microencapsulación de las fragancias.

El proyecto será fundamental para que el grupo crezca hasta un 15 % y en 2025 alcance una facturación de 100 millones de euros.

Además, el grupo también ha recibido financiación para el desarrollo de dos proyectos CIEN, que concede el Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Nacional, relacionados con nuevos retos para detergentes del futuro y la investigación industrial de nuevos ingredientes, alimentos, tecnologías y seguridad en el ámbito de las alergias y las intolerancias alimentarias.

El Grupo Carinsa, formado por las empresas Carinsa y Paymsa y que celebra este año su 25 aniversario, tiene una plantilla de 150 trabajadores y durante este ejercicio incorporará a 25 nuevos profesionales.