Diario Vasco

Madrid, 14 feb (EFE).- El Estadio Municipal de Butarque, feudo del Leganés, celebra su veinte aniversario con el equipo madrileño en uno de los mejores momentos de su historia al estar encuadrado en la máxima categoría del fútbol español y haber alcanzado recientemente las semifinales de la Copa del Rey por primera vez.

La instalación alcanza así su segunda década desde que fuera inaugurada un día de San Valentín del año 1998 con un encuentro que midió a los blanquiazules contra el Xerez en la división de plata y que acabó con empate a uno.

El honor de anotar el primer tanto recayó en el futbolista visitante Fernando Román mientras que en el caso de los locales ese privilegio recayó en la figura del Julián Ronda. Con anterioridad el Leganés había disputado sus choques en la Plaza Roma y en el Municipal Luis Rodríguez de Miguel.

Desde que comenzara su andadura Butarque ha acogido un total de 421 enfrentamientos que se resolvieron con 196 triunfos locales, 125 empates y 100 derrotas; la última de ellas la pasada jornada frente al Eibar. Además ha visto ampliada su capacidad de ocho mil a once mil cuatrocientos cincuenta y cuatro asientos.