Diario Vasco

Madrid, 14 feb (EFE).- Los portavoces de Coalición Canaria, Ana Oramas, y de Nuevas Canarias, Pedro Quevedo, han advertido hoy de que no admitirán "ni un paso atrás" en la negociación del nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, sobre todo en lo que se refiere a la subvención al transporte de residentes.

En una rueda de prensa en el Congreso, Oramas ha explicado que esta negociación "no tiene que ver" con la de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) pero sí que es "una línea roja" en la que no cederán y espera que cuando comience la negociación de los Presupuestos el nuevo REF esté "aprobado definitivamente".

En este sentido, ha anunciado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha comprometido hoy a iniciar negociaciones la próxima semana para intentar solucionar el desencuentro que surgió ayer sobre la redacción propuesta para el nuevo REF, un proyecto de ley que se debate en ponencia parlamentaria.

Los encuentros serán "al máximo nivel" entre el ministro y la consejera canaria de Hacienda, Rosa Dávila, y también entre los representantes de los dos grupos con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del PP, Rafael Hernando.

Quevedo ha asegurado que los nacionalistas canarios no cambian "derechos por perras" y una cosa es la negociación de los derechos de los canarios y otra los PGE; sin embargo ha advertido de que las cuestiones fundamentales "tienen que estar en REF", fijadas por ley y sin quedar al arbitrio de negociaciones anuales.

El portavoz de Nueva Canarias ha apuntado que aunque ha habido avances en la negociación del REF, como el desvincular este régimen especial para Canarias de la financiación autonómica, ayer se produjo una "fractura importante" a la hora de negociar las enmiendas, que espera que pueda solucionarse mientras continúa el trámite parlamentario para aprobar el texto definitivo.

El desacuerdo ha surgido fundamentalmente sobre el descuento del transporte a residentes ya que el Gobierno ha planteado un cambio para que se sustituya en el texto el concepto "tarifa de servicio" por el de "tarifa bonificable", lo que supone "un paso atrás" sobre el REF actual, ha explicado Quevedo.

Los nacionalistas canarios reprochan que esto supone subvencionar una "media" del precio del billete calculada por "cualquier funcionario del Ministerio de Fomento" y no el coste real que tiene para el residente canario, como se hace actualmente.

Otra de las reclamaciones de CC y NC se refiere a la financiación del agua para el riego agrícola, donde piden que no se limite la compensación a la extracción de pozos y galería y se deje fuera la desalación, ya que supondría un perjuicio para las islas orientales, más dependientes de este recurso.

Estas cuestiones han sido planteadas por los dos partidos a través de enmiendas conjuntas presentadas al articulado del proyecto de Ley de modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, al que también han presentado algunas enmiendas conjuntas con el PP.