Diario Vasco

Ginebra, 14 feb (EFE).- La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) mostró hoy su preocupación por la deportación de una refugiada camboyana de Tailandia, a pesar de la confirmación de su condición de refugiada y de su fundado temor de ser perseguida en Camboya.

ACNUR detalló en un comunicado que la refugiada fue apresada en un centro de detención en Bangkok el pasado 8 de febrero y enviada a Camboya, donde ahora se encuentra arrestada en la provincia de Kampong Speu, y teme que podría enfrentarse a dos años o más de cárcel.

Esta deportación es una clara violación del derecho internacional, sobre todo del principio de no devolución, que prohíbe deportar a una persona a un lugar en el que su vida y libertades puedan estar en peligro, subrayó ACNUR.

La agencia de la ONU aseguró que sigue intentando esclarecer las circunstancias en las que se produjo esta deportación, e instó al Gobierno tailandés a abstenerse de ejecutar acciones de la misma índole en el futuro.

ACNUR se mostró "profundamente preocupada" por la seguridad de la refugiada deportada, y urgió a las autoridades camboyanas a garantizar que organizaciones de derechos humanos puedan contactar con esta persona para gestionar su situación en el país.