Diario Vasco

Washington, 13 feb (EFECOM).- El presidente estadounidense, Donald Trump, insistió hoy en que evalúa la imposición de "aranceles o cuotas" a las importaciones de acero y aluminio extranjero, especialmente de China, al considerar que la industria nacional está siendo diezmada por la "competencia desleal".

"Están destruyendo nuestras industrias, y no podemos dejar que eso ocurra", afirmó Trump en una reunión con congresistas sobre comercio internacional en la Casa Blanca.

Entre los posibles países afectados, Trump solo citó expresamente a China al señalar que está produciendo acero "por encima de su capacidad".

"Quiero mantener los precios bajos pero también quiero asegurar que tenemos una industria siderúrgica y de aluminio y la necesitamos por una cuestión de defensa nacional. Si alguna vez vamos a tener un conflicto, no queremos comprar acero de un país con el que estemos peleando", agregó.

El mandatario añadió que había recibido el informe 232 del Departamento de Comercio para evaluar si las prácticas comerciales de China podrían incluir ventas a pérdida, y que tiene ahora 90 días para analizar qué medidas aplicar.

Frente a las palabras del presidente, el senador republicano por Misuri Roy Blunt llamó a ser cautelosos para no empezar "una guerra comercial".