Diario Vasco

La Paz, 13 feb (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy sus dudas de que la explosión en Oruro (oeste) que causó ocho muertos y cuarenta heridos fuera causada por una fuga en una bombona de gas, y pidió una profunda investigación del suceso.

"Tengo mucha duda queridos compañeros, cómo una explosión de garrafa puede matar a ocho personas", expresó Morales en una radio local de Cochabamba (centro).

El mandatario insistió que es "muy sospechoso" que una explosión así haya afectado a tantas personas y exigió una "profunda investigación" para conocer el origen.

El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, por su parte, expresó que también le "llama la atención" la magnitud de la explosión, lo cual "pone en duda" si fue por una bombona o por algún tipo de explosivo.

Asimismo, el ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero, señaló que el informe preliminar ratifica que la explosión se produjo por una garrafa y que no hubo "dispersión de la combustión", lo que provocó que la detonación fuera mayor.

El ministro subrayó que no se encontró ningún "cráter" que normalmente produciría otro tipo de explosivos y que se recolectaron pedazos de ropa de las víctimas que presentan "rasgos de quemaduras".

Según la versión de la Policía Boliviana, la explosión, con una onda expansiva de unos cincuenta metros, se produjo tras el derrame accidental de aceite de una sartén que calentó la manguera de una bombona de gas y provocó una fuga, en un puesto de comida en la calle.

El suceso ocurrió cerca del desfile del Carnaval en Oruro, aunque las víctimas se encontraban en el mercado ambulante, no en el recorrido de las comparsas.

La tragedia se produjo en el día grande del Carnaval de Oruro, declarado Patrimonio de la Humanidad y que es uno de los más multitudinarios de Suramérica, ya que se esperaba que congregara a más de 450.000 personas en esta ciudad del altiplano andino.