Diario Vasco

(Actualiza con dictamen de prisión preventiva)

El Cairo, 13 feb (EFE).- Las fuerzas de seguridad egipcias detuvieron hoy al juez Hisham Guinena, exdirector de un ente oficial anticorrupción, después de que amenazara con publicar documentos comprometedores para varias figuras destacadas del Gobierno, informó a Efe su abogado, Ali Taha.

El juez, que era representante legal del general Sami Anán, arrestado el mes pasado cuando anunció su intención de presentarse a las elecciones presidenciales, ha sido interrogado por la Fiscalía Militar, según su abogado.

Esa fiscalía ordenó posteriormente prisión preventiva por un periodo de 15 días para el acusado, según la agencia de noticias estatal egipcia, MENA.

Su arresto se produce después de que amenazara en una entrevista concedida hace dos días al diario online HuffPost en árabe que divulgaría unos documentos que implican a altos mandos del Gobierno en abusos cometidos durante el periodo transitorio en el que los militares gobernaron el país, después de la revolución del 25 de enero de 2011, que derrocó al entonces presidente Hosni Mubarak.

Guinena expresó su preocupación por la vida de Anán, actualmente en una prisión militar, y alertó de que si le ocurriera algo daría a conocer esos "peligrosos documentos", que son de propiedad del exjefe del Estado Mayor y están custodiados supuestamente fuera de Egipto.

Las Fuerzas Armadas habían anunciado ayer en un comunicado que utilizarían todos los derechos garantizados por la Constitución y la ley para proteger la seguridad nacional, y preservar su honor y dignidad, y que tomarían las medidas legales pertinentes contra Guinena y Anán.

Por su parte, el abogado de Anán, Naser Amín, negó "completamente" las declaraciones de Guinena sobre esos documentos e indicó que va actuar legalmente ante cualquier declaración que pudiera causar daño a su cliente.

Guinena, que fue juzgado por destapar la corrupción en las instituciones estatales entre 2012 y 2015, representaba legalmente a Anán y hubiera sido uno de sus vicepresidentes, si este hubiera podido presentar su candidatura a las elecciones presidenciales previstas para el mes de marzo.

Anán fue arrestado el pasado 23 de enero y llevado ante la Fiscalía militar después de que las Fuerzas Armadas lo acusaran de haber iniciado la carrera electoral antes de obtener el visto bueno del Ejército, además de "falsificar" documentos para presentarse a los comicios.

Cuatro días después, Guinena fue agredido por varios hombres a la salida de su casa en El Cairo, que le causaron heridas y fracturas.