Diario Vasco

Borrasca

Raimundo Díaz

Madrid, 13 feb (EFECOM).- Sesión de pérdidas en la Bolsa española que, castigada por la "borrasca" bajista que ha sacudido hoy a las plazas europeas, ha perdido el 1,23 % y con ello el nivel de los 9.700 puntos, lastrada por los descensos de los bancos y las eléctricas, que han devuelto al IBEX 35 a niveles del pasado marzo.

"El viento incesante sacudía" las negociaciones desde primera hora de la mañana, cuando instantes después de la apertura el selectivo invertía su signo y caía el 0,23 %, en la misma dirección que el resto de bolsas del entorno y con los grandes valores liderando las pérdidas.

Un nerviosismo que tenía su correlato en Bruselas, donde los eurodiputados de la Comisión de Economía (CE) ultimaban los preparativos para la audiencia de mañana con los candidatos a vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), entre los que se encuentra el ministro español Luis De Guindos.

En el mercado nacional, los inversores permanecían atentos a la nueva subasta de deuda en la que el Tesoro Público ha captado más de 4.000 millones de euros en letras a seis y doce meses a intereses mínimos históricos del -0,470 % y del -0,415 %, respectivamente.

Resultado "excelente" con el que se confirma la estabilidad en el coste de la deuda exigida a España, sostienen los expertos, y que ha elevado la prima de riesgo hasta los 77 puntos básicos al cierre.

El transcurso de las horas acentuaba la intensidad de las rachas, y a mediodía el IBEX 35 jugaba en el limbo de los 9.700 puntos con un descenso algo más profundo, del 0,66 %.

Idéntico temporal en Wall Street, cuyo principal indicador, el Dow Jones, se dejaba el 0,55 % todavía inmerso en la volatilidad de la última semana y con los operadores a la espera de que este miércoles se den a conocer los datos de la inflación en enero, claves para vislumbrar la evolución de los tipos de interés.

Atentas a la cita también las bolsas del Viejo Continente, todas en rojo con Milán comandando la caída, el 1,35 %, seguida de Fráncfort, el 0,70 %; París, el 0,60 % y Londres, el 0,13 %, todas afectadas por el alza del euro, que al término de los intercambios cotizaba a 1,236 dólares.