Diario Vasco

Valencia, 14 ene (EFE).- Sam Van Rossom, base del Valencia Basket, aseguró que le gustaría que el público de la Fonteta recibiera este martes a Pierre Oriola, que visitará el pabellón por primera vez desde que el Barcelona pagó su cláusula de rescisión de contrato, como un jugador que ayudó al club a ser campeón de la ACB por primera vez en su historia y que lo dio todo por el equipo.

"Me gustaría que lo recibirán como lo que es, un campeón que se dejó todo por este club mientras estuvo. Hicimos una temporada increíble el año pasado y hay que agradecérselo. Lo otro, su salida, son cosas que pasan en el deporte", dijo el jugador belga a EFE.

Oriola, que llegó al Valencia en el verano de 2016, se convirtió en una pieza clave del equipo valenciano y en la consecución del título de la Liga.

Tras rechazar ampliar y mejorar su contrato con la entidad, fichó por el Barça tras abonar la entidad catalana su cláusula de rescisión.

Respecto al encuentro ante el conjunto azulgrana, Van Rossom dijo que su complicada situación en la Euroliga hace necesario afrontarlo sin pensar más allá.

"Estamos ahora mismo bastante lejos del 'top 8', así que nosotros lo que tenemos que hacer es ir partido a partido, utilizarlos para mejorar y tratar de ganar cada uno y ya veremos donde llegamos. No nos tenemos que poner un gran objetivo en la Euroliga ahora mismo", señaló.

El Valencia afrontará este encuentro tras haber arrollado el pasado sábado al Tecnyconta Zaragoza en un choque que rompió antes del descanso pero en el que completó después una buena segunda parte.

"Es importante saber mantener la concentración porque si te vas 25 arriba al descanso y luego no vuelves muy concentrado puede ser peligroso. El equipo hizo lo que tenía que hacer y estuvimos serios los 40 minutos. Vayan como vayan los partidos siempre pueden servir para ensayar cosas", concluyó.