Diario Vasco

Varazdin , 14 ene .- El seleccionador español de balonmano Jordi Ribera aseguró que Aitor Ariño, que este domingo se incorporó a la concentración del equipo español, puede conformar una pareja de extremos "tan buena" con Valero Rivera como la que conformaba el lesionado Ángel Fernández.

"Es una pena lo de Ángel porque los minutos que jugó ayer los bordó, pero estas cosas pasan y hay que aceptarlas. Además Aitor es un jugador que ya ha trabajado con nosotros y si finamente tiene que participar formará con Valero Rivera una pareja tan buena como la que conformaban Ángel y Valero", señaló Ribera.

En este sentido, y pese a que el equipo español tendrá hasta mañana por la mañana para oficializar cualquier posible cambio, todo hace indicar que Ribera no podrá volver a contar con Ángel Fernández en lo que resta de campeonato.

"Médicamente es una hipótesis poco posible que pueda volver a jugar, porque este tipo de esguinces requieren un tiempo de reposo e inmovilización que se nos va a ir casi, casi el campeonato. En condiciones normales serían de tres a cuatro semanas y por mucho que queramos acortar el proceso estamos muy justos de tiempo", aseguró el médico de la selección, el doctor Juan José Muñoz Benito.

La más que previsible entrada de Aitor Ariño aportará al equipo la presencia de un especialista en el puesto de avanzado en la defensa 5-1, uno de los sistemas con los que está trabajando España en el presente Europeo.

"Aitor es un jugador que puede jugar muy bien en el puesto de avanzado en la defensa 5-1 y en ataque es jugador muy rápido y explosivo", explicó el preparador español.

Por contra, el conjunto español perderá la posibilidad, tal y como venía haciendo con Ángel Fernández, de utilizar a un extremo en la posición de lateral en la defensa 6-0, lo que facilitaba al equipo español la posibilidad de evitar un cambio ataque-defensa.

"Lo bueno que teníamos con Ángel, dadas sus características físicas, es que podía jugar en defensa de la posición de lateral cuando jugaba Dani Sarmiento de central y ahora con Aitor es más difícil que pueda jugar ahí", concluyó Ribera.