Diario Vasco

Barcelona, 13 ene (EFE).- El exalcalde y presidente del grupo del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, considera que sin el PDeCAT "no sería posible Junts per Catalunya" y ha reivindicado que el peso principal de la campaña electoral en el territorio catalán lo llevó el partido heredero de CDC.

"Junts per Catalunya sin el PDeCAT, no sería posible" ha dicho Trias en una entrevista en el programa Converses de COPE-Catalunya, y ha añadido que "quien piense lo contrario se equivoca".

Subraya que el resultado de JxCat en las pasadas elecciones -segunda formación tras Ciudadanos pero por delante de ERC- fue un "éxito" atribuible al "atrevimiento" de Carles Puigdemont, quien abrió el partido a nuevas personas, pero a su vez ha destacado que "el peso de la campaña en los pueblos lo llevó el PDeCAT".

Y ha añadido que no tener en cuenta esta experiencia de cara a Barcelona en las elecciones municipales previstas el próximo año -a las que ya decidió que no se presentará como candidato- "sería un error".

Trias ha juzgado "lamentable" la situación del exconseller de Interior Joaquín Forn, su elección personal como alcaldable por el PDeCAT en Barcelona y que se encuentra en prisión preventiva por su papel al frente del dispositivo policial de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O y el acoso a la comitiva judicial en el registro a la consellería de Economía del pasado septiembre.

Respecto a la situación de Puigdemont, ha opinado a título personal que lo que él haría sería tratar de ser investido presidente de la Generalitat y, una vez conseguido, regresar a Cataluña, aunque ello suponga su detención.

A su juicio, pese a que el resultado de las recientes elecciones catalanas no arroja "una mayoría suficiente para proclamar la república cómodamente, sí que hay un resultado claro de que las fuerzas independentistas han ganado".

Por otra parte, y en clave municipal, ha considerado que es necesario que Barcelona se promocione "más que nunca" a nivel internacional tras los atentados terroristas de agosto de 2017 y la crisis política, pero ha opinado que la fuga de empresas de Cataluña tiene más efecto psicológico que económico.

Trias, que ha tendido la mano al Gobierno municipal para poder aprobar presupuestos, se ha mostrado contrario a que el consistorio modifique las ordenanzas de civismo de la ciudad reduciendo determinadas multas.

Asimismo, cree que la multiconsulta popular anunciada por la alcaldesa Ada Colau para la próxima primavera sobre diversas cuestiones ciudadanas "generará un gran desconcierto" entre la ciudadanía.