Diario Vasco

Madrid, 13 ene (EFE).- La marca de automóviles francesa Peugeot, ganadora del rally Dakar en coches las últimas dos temporadas y con opciones de revalidar el título en su despedida con el francés Stephane Peterhansel y el español Carlos Sainz, reconducirá su apoyo al deporte de motor en España hacia la disciplina del 'rallycross' y una nueva prueba fórmula de promoción, la 'Rally Cup Ibérica'.

Pendientes de las evoluciones de Peterhansel y Sainz, primero y segundo de la clasificación general de coches -y sin el francés Cyril Despres, retirado- mientras el rally pasa por Bolivia, el director de Marketing de Peugeot España, Eduardo García Nieto, atendió a EFE para hablar sobre las estrategias de patrocinio deportivo de la compañía francesa.

"Queda mucho Dakar, no vamos a lanzar las campanas al vuelo, pero todo apunta que va bien. Hemos ganado dos veces seguidas en tres años, haciendo triplete en la carrera más dura del mundo. Nos interesa como Peugeot España que gane la marca, y si gana Carlos Sainz nos vendría muy bien para activar la victoria", explicó García Nieto.

Para el ejecutivo, los dos títulos seguidos en el Dakar logrados por Peterhansel con la marca son "un valor añadido", aunque esta será la última participación de la compañía gala en la prueba.

"Dejamos el Dakar porque en una categoría donde has ganado tantas veces dejas de tener un punto de valor", reconoció García Nieto, que planea dos claves para la actividad en el mundo del deporte de motor de la filial española de Peugeot en un escenario 'postDakar'.

Una de ellas es el campeonato del mundo de 'rallycross', una competición de turismos que compiten en circuitos, en el que cuenta con el nueve veces campeón de rallyes francés Sébastien Loeb y que tendrá su primera prueba de esta temporada en el Circuito de Montmeló el 14 de abril.

"Es una disciplina que en España hasta ahora no está funcionando, pero este año se inaugura el campeonato en Barcelona y es bastante atractiva", aseguró García Nieto, que cree que esta modalidad puede atraer bastante interés de los aficionados españoles.

"Lo tiene que ir descubriendo la gente, pero son coches de 1.600 caballos y segmento b, que disputan en un circuito, se tocan, se cierran, tiene atractivo", añadió.

La segunda clave de la marca francesa para el futuro pasa por una nueva competición de promoción de nuevos talentos en el mundo del rally: la Peugeot Rally Cup Ibérica, con el que pretenden retomar la estela de proyectos de formación como el recordado Desafío Peugeot que se disputó entre 1987 y 2008.

Esta competición, que se disputará con el modelo Peugeot 208 R2, tendrá tres pruebas en España y otras tres en Portugal, con el objetivo de "generar pasión desde abajo".

"Será una fórmula más cercana a la promoción, a llegar a los jóvenes pilotos y a los clientes", añadió García Nieto, que explicó que este programa tiene previsto al menos dos años de duración.

Aunque es una compañía de automóviles, la imagen pública de Peugeot en el deporte supera al motor, ya que la marca francesa cuenta con una larga historia de vinculación con un deporte que tiene poco que ver con volantes y pedales: el tenis.

"Peugeot lleva colaborando con Roland Garros más de 30 años, de ahí viene esa relación", explica Eduardo García Nieto, que asegura que el tenis le transmite "un estilo atractivo" y "un toque elegante" a su marca.

La marca francesa firmó un acuerdo hace dos años con la ATP que les permite tener derecho de tanteo a la hora de patrocinar cualquier torneo del circuito profesional masculino y patrocina a varios tenistas, como el serbio Novak Djokovic, el belga David Goffin o el argentino Juan Martín del Potro.

"Intentamos que los principales jugadores de cada país estén asociados a la marca, entre ellos en España David Ferrer, que fue el primero", añadió Nieto.

Luego se han sumado Fernando Verdasco, Pablo Carreño, Nico Almagro y Tommy Robredo y en otras temporadas también formó parte del programa Paula Badosa.

"Hoy estamos en búsqueda activa de jugadores jóvenes que estén en el paso previo de entrar en la ATP", agregó el director de Marketing de Peugeot España, que también apoya desde hace cinco años las instalaciones de la Federación Española de Tenis en la Ciudad de la Raqueta de Madrid.

La filial de la marca francesa en nuestro país gasta dos tercios de su presupuesto en patrocinio en el tenis por uno en los deportes de motor, una inversión que reconoce que es difícil traducir en ventas, pero sí en repercusión pública.

¿Qué hace a una marca de automóviles centrarse tanto en un deporte como el tenis? Bajo el punto de vista de García Nieto es el perfil de deporte con "un halo diferencial", a diferencia del fútbol, que ofrece un "reconocimiento de marca" que a Peugeot "no le hace falta".

"La mayoría sabe que Peugeot es una marca de coches francesa, no nos tenemos que dar a conocer en ese sentido. El fútbol permite darte a conocer de una forma muy rápida, nosotros buscamos una esponsorización más especializada, la imagen que da el tenis, ese halo diferencial", finalizó.