Diario Vasco

Badalona , 13 ene .- El Divina Seguros Joventut necesita reaccionar mañana (12:30 horas) y ganar en la pista del Retabet Bilbao para no caer en la zona de descenso, después de sumar el pasado domingo ante el Real Madrid su cuarta derrota consecutiva.

En caso de derrota, la Penya se situaría en zona de descenso ya que Real Betis y San Pablo Burgos, los dos equipos que ocupan las dos últimas posiciones con el mismo número de victorias que los catalanes, se enfrentan entre ellos.

Los verdinegros deben romper esa racha negativa, y también de juego, y sumar un triunfo que les dé aire tras complicarse su situación en la Liga Endesa después de perder ante el San Pablo Burgos en casa y ante el Movistar Estudiantes en Madrid.

La derrota ante el líder fue dolorosa, después de jugar un pésimo primer cuarto (6-26), y en ella evidenció que no se había recuperado mentalmente del varapalo sufrido en la pista estudiantil cuando no supo gestionar una ventaja de 18 puntos en el segundo tiempo y acabó cayendo en la prórroga.

Mañana tiene una nueva oportunidad de cambiar esa dinámica negativa y conseguir la primera victoria de la temporada lejos de Badalona ante un rival que solo le supera por un triunfo pero que demostró su solidez en Miribilla ganando su último partido ante el Unicaja.

Diego Ocampo cuenta con toda la plantilla para el partido contra un rival que llega al encuentro tras caer en la última jornada en la pista del Herbalife Gran Canaria (90-85) y que una vez eliminado de la Eurocup solo tiene en mente escalar posiciones en la tabla.

La Penya deberá ser consistente desde el salto inicial y dominar el rebote defensivo si quiere hacerse con el control del juego. En frente tendrá un equipo con mucha experiencia liderado por un Álex Mumbrú que acostumbra a crecerse cuando juega contra su exequipo.

Miribilla siempre ha sido una cancha difícil para la Penya. Ha perdido en sus tres últimas visitas y en los trece partidos disputados en Bilbao ganó en siete ocasiones por seis los locales.