Diario Vasco

La Laguna , 13 ene .- El Iberostar Tenerife afronta mañana un partido trascendental frente al Baskonia, un duelo que en el caso de triunfo le podría poner muy cerca de clasificarse para la Copa del Rey.

El conjunto entrenado por Fotis Katsikaris está preparado para esta cita y es consciente de lo que se juega. No estará Nico Richotti, lesionado en la rodilla derecha, pero si estará un resto de plantilla dispuesto a no desaprovechar la ocasión de superar a un rival muy complicado como el que dirige Pedro Martínez.

El Iberostar Tenerife lleva dos jornadas muy irregulares. En la ACB hizo un mal partido contra el Delteco GBC y tampoco lo hizo bien contra el Gaziantep en la Liga de Campeones.

Se espera ver a un nuevo conjunto tinerfeño capaz de ganar a todo un "transatlántico" de la ACB como el Baskonia, que llega después de ganar de más de 30 puntos al Olympiakos griego en la Euroliga (86-54).

El combinado canario pudo con el Barcelona y con el Unicaja, y ahora busca también sumar el triunfo contra el Baskonia, aunque para ello deberá hacer un partido completo en todos los aspectos. Empezando por ser intensos en defensa, para el cuadro insular será vital controlar el rebote defensivo y si es posible correr y aprovechar ventajas en ataque.

Con Ponitka ya recuperado de su lesión, el equipo de Fotis Katsikaris tendrá otro referente en ataque, aunque para alcanzar una victoria frente al Baskonia el grupo necesita de otros referentes como podrían ser Mike Tobey y Vázquez en el interior, o Davin White y Javi Beirán por fuera.

Amenazados por Andorra, Ucam Murcia y Obradoiro, que también quieren entrar en la Copa, los tinerfeños tienen mañana -18:00 horas y en el Santiago Martín-, la ocasión de dar un paso de gigantes hacia este torneo del kaos y la próxima semana, también en casa, intentar refrendarlo en su partido contra el Estudiantes.