Diario Vasco

Las Palmas de Gran Canaria, 13 ene (EFE).- Herbalife Gran Canaria, que viene de perder el liderato en Eurocup ante el Darussafaka de Estambul, intentará reponerse del pesado desplazamiento y de las molestias que presentan sus dos bases, Oliver y Mekel, y vencer en cancha de un UCAM Murcia que aspira a jugar la Copa del Rey.

El equipo murciano que dirige Ibon Navarro afrontará este domingo el choque ante los isleños, tras imponerse a domicilio al italiano Dinamo Sassari, en la Liga Campeones FIBA, y tras padecer también un largo viaje de vuelta que podría pasarle factura en el plano físico.

El técnico del conjunto murciano ha resaltado en las redes sociales de su club que la "fortaleza mental" será determinante a la hora de ganar este encuentro, en el que sus pupilos intentarán dejar los puntos en casa para acercarse a su objetivo de clasificarse entre los ocho primeros en la Liga Endesa y disputar la Copa del Rey en febrero en Gran Canaria

"Para jugar contra el Herbalife necesitamos abrir el campo, porque es un equipo muy grande y al que en defensa cuesta mucho verle las grietas. Es un partido al que tenemos que llegar muy frescos de cabeza y de piernas. Va a ser más importante cómo hagamos las cosas que lo que vayamos a hacer", ha indicado Navarro.

Por su parte, el entrenador de los isleños, Luis Casimiro, tiene las dudas de sus dos bases, ya que Gal Mekel no pudo jugar por unas molestias en la rodilla derecha en Turquía, mientras que Albert Oliver terminó el choque con molestias en sus isquiotibiales.

En el peor de los casos, si ambos no estuviesen en condiciones de actuar en Murcia, la responsabilidad de dirigir al equipo recaería en el joven Oriol Paulí, un jugador versátil aunque su posición específica no sea la de base.

Por otra parte, será cuestión de ver si en este encuentro el alero internacional argentino Nico Brussino puede ofrecer sus primeros minutos de calidad, tras realizar un debut bastante gris en el choque ante Darussafaka, en el que demostró su falta de acoplamiento a sus nuevos compañeros.

Asimismo, es de esperar que el alero sueco Marcus Eriksson eleve su rendimiento, pues su bajo porcentaje anotador se echó en falta en el partido que los amarillos perdieron con total justicia en Turquía.

El encuentro entre murcianos y grancanarios, correspondiente a la 16ª jornada de la Liga Endesa, se disputará en el Palacio de los Deportes de Murcia a partir de las 12.30 horas, con arbitraje de los colegiados Daniel Hierrezuelo, Rafael Serrano y Martín Caballero.