Diario Vasco

Roma, 13 ene (EFE).- La Fiscalía italiana investiga supuestas irregularidades en la venta del club de fútbol A.C Milan por el ex primer ministro Silvio Berlusconi al empresario chino y actual presidente del equipo Yonghong Li, según publicó este sábado "La Stampa".

Los investigadores de Milán (norte) indagan sobre si la cifra de 740 millones de euros (unos 902 millones de dólares) que abonó por el equipo el consorcio en abril no fue un pago inflado para hacer llegar a Italia capitales a través de canales internacionales.

El objetivo es determinar la procedencia del dinero y verificar que no sean fruto de una operación de blanqueo de capitales enmascarada en la cifra por la que se compró el equipo.

El rotativo turinés destaca que tras meses de dudas sobre la venta del Milan, finalmente es la Fiscalía milanesa la que se ha encargado de abrir una investigación para certificar la regularidad de la completa operación financiera.

Estas dudas hicieron que el pasado verano el abogado del magnate, Niccolò Ghedini, entregara documentos sobre la procedencia del dinero, aunque el diario apunta que los fiscales contarían ahora con información que "demostrarían exactamente lo contrario".

"La Stampa" destaca que la investigación podría suponer un nuevo problema para Berlusconi, de 81 años y en plena campaña electoral de las elecciones generales del 4 de marzo, pese a estar inhabilitado para ejercer cargo público por su condena por fraude fiscal en 2013.

Berlusconi anunció el pasado 13 de abril con "dolor y conmoción" la venta del club a un consorcio chino, después de 31 años de presidencia en los que el conjunto conquistó un total de 28 trofeos y se situó en la primera línea del fútbol internacional.

La situación durante los últimos tiempos ha empeorado y el Milan, en la 11ª posición de la Serie A (Primera División), ha acumulado malos resultados y ha experimentado numerosos cambios al frente del banquillo, hasta seis entrenadores desde el 2014.

El periódico considera una cifra "monstruosa" los 740 millones de euros y los recursos para cubrir la deuda de 220 millones (unos 268 millones de dólares) presentados, dados los decepcionantes resultados que mostraba el equipo.