Diario Vasco

Madrid, 12 ene (EFE).- Decenas de vigilantes han reivindicado hoy en el centro de Madrid mejoras laborales para el sector, especialmente para los compañeros que trabajan en Metro de Madrid contratados por Seguridad Integral Canaria.

Estos profesionales llevan desde noviembre en huelga por los impagos de esa empresa, cuyo dueño es Miguel Ángel Ramírez, presidente del Unión Deportiva Las Palmas.

Ha sido el Movimiento 27, integrado por vigilantes "sin siglas ni banderas", el que ha convocado una concentración a las seis de la tarde en Callao, desde donde se han trasladado a la Puerta del Sol con carteles reivindicativos y también con cadenas y esposas para escenificar su situación de precariedad en general y el caso de Seguridad Integral Canaria en particular.

En ambos lugares y durante el recorrido, unos 50 vigilantes, según el Movimiento, han coreado lemas como "Metro contrata a empresas piratas" o "Reforma laboral indigencia salarial" y explicado sus demandas a las personas que paseaban por la zona.