Diario Vasco

Madrid, 12 ene (EFE).- Miguel Ángel Sánchez Muñoz, 'Míchel', entrenador del Rayo, lamentó el empate en Vallecas contra el Oviedo y aseguró que su equipo tiene "mucho margen de mejora" y no ha tocado techo.

El Rayo tropezó frente al Oviedo por segunda vez consecutiva en Vallecas. La pasada jornada cayó contra el Nástic.

"El partido es un poco como la temporada. No hemos conseguido hacer un partido completo al máximo nivel. Tenemos picos de ser el más fuerte de la categoría encerrando a un equipo y creando ocasiones, pero falta continuidad", dijo Míchel.

"Jugar al ritmo que queremos y con esa precisión no es fácil. A veces el rival te puede hacer daño. Hay que mejorar en todos los aspectos y en eso estamos. Tenemos mucho margen de mejora, no hemos tocado ni mucho menos techo. Vamos a ver si cogemos ese nivel y lo mantenemos mucho tiempo", confesó.

"Hay que analizar todo desde la autocrítica. Nuestras situaciones de juego provocan que el jugador, a veces, no hace cosas debidas en la zona del terreno de juego que estamos. El ejemplo es el primer gol, que hemos intentado jugar, y al final ha sido un córner", apuntó.

"Lo que puedo decir es que hay situaciones límite que tenemos que dar seguridad a lo que hacemos porque no tenemos mucho que ganar y sí mucho que perder. Todo lo que sean errores por querer ayudar al equipo hay que mejorar". Cuando entrenas una cosa hay que seguir por el mismo camino. Poco a poco iremos mejorando. El día a día me gusta porque el jugador quiere hacer lo que trabajamos. Hay que minimizar esos errores", manifestó.

El Rayo jugó los últimos minutos del partido con uno menos por la expulsión por roja directa del central uruguayo Emiliano Velázquez.

"Él dice que no quiere hacerle daño. Ha pedido perdón en el vestuario. Dice que ha sido una acción de quitarse al jugador del medio. También se cometen errores y no pasa nada. Reconoce que ha hecho una mala acción y ya está. Hay que ayudarle para que no se vuelva a repetir", concluyó.