Diario Vasco

Caracas, 12 ene (EFE).- Los familiares de los venezolanos que murieron ahogados el miércoles frente a las costas de Curazao cuando intentaban llegar a la isla no han recibido información oficial y solo han podido identificar a sus seres queridos a través de fotografías de la prensa de este territorio que pertenece a Holanda.

"Nos hemos dirigido durante dos días a la Capitanía de (el puerto de) La Vela y no saben nada", dijo en contacto telefónico a Efe Génesis Vásquez, que ha identificado en fotos el cadáver de su marido, Jóvito Gutiérrez, de 32 años, y describió la "angustia" en la que viven las familias.

"Dicen que por el bloqueo que hay entre las islas y Venezuela las autoridades de allá no han dado nombres ni de los muertos ni de las personas que están presas", agregó Vásquez, que contó que esperan conocer de las autoridades los nombres de "los muertos o los que están presos" por llegar ilegalmente a la isla.

El viernes pasado, Maduro ordenó el cierre de las comunicaciones del país petrolero con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire para poner en marcha un operativo que acabe con los contrabandistas "que le dañan la economía a Venezuela".

Según Vásquez, "la situación precaria" de Venezuela llevó a su esposo a decidir embarcarse en una "la lancha" que naufragó frente a las costas de Curazao.

"Uno aquí vive el día a día solamente para el pan que te vas a llevar a la boca. Uno aquí no puede pensar en adquirir un bien, tener una casa, tener un hogar, tener una familia, tener un negocio. No puede uno. Todos los sueños de los venezolanos están truncados", declaró Vásquez.

Como resultado de la situación en Venezuela, ciudadanos de ese país intentan, cada vez con mayor frecuencia, alcanzar las costas de los territorios caribeños de Aruba, Curazao y Bonaire.

Estimaciones no oficiales apuntan a que más de 5.000 venezolanos pueden permanecer sin permiso en Bonaire y otros 20.000 en Curazao.

La primera ministra de Aruba, Evelyn Wever-Croes, estimó recientemente que de una población de poco más de 100.000 personas que viven en ese territorio 12.000 son venezolanos en situación irregular.