Diario Vasco

Granada, 12 ene (EFE).- Francisca Granados, asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena (Granada) al que acudió Juana Rivas a pedir ayuda como víctima de malos tratos, ha lamentado hoy la "falta de contextualización" de su situación tras la petición fiscal de cinco años de cárcel por la sustracción de sus dos hijos.

Al margen de la valoración que puedan hacer los abogados de Rivas a raíz del escrito provisional del Ministerio Público, Granados ha considerado que no se habría tenido en cuenta suficientemente la situación de violencia que sufrió la mujer junto a los dos menores.

En este sentido, ha calificado de "terrible" para Juana Rivas y sus hijos el hecho de que la madre se enfrente a una petición de la acusación pública de cinco años de cárcel y de la pérdida del derecho de patria potestad durante seis.

Según Granados, otras víctimas de violencia machista que han sido tratadas en el mismo grupo que Rivas se sienten hoy "frustradas, indignadas, impotentes y preocupadas" una vez conocida la petición por parte de la Fiscalía.

La asesora, que llegó a estar investigada -y luego quedó fuera del proceso- junto al entorno cercano de Rivas en la causa penal por la que ahora se ha formulado acusación, ha apuntado asimismo que la petición de la Fiscalía pueda ser utilizada por los representantes del padre en el procedimiento civil que se sigue en Italia sobre la custodia de los menores.

Finalmente, ha recordado que existe una denuncia por malos tratos presentada en julio de 2016 todavía pendiente de resolución por parte de la justicia italiana, que presentó Rivas contra su expareja y padre de sus hijos, Francesco Arcuri, quien ya fue condenado en 2009 por lesionarla.