Diario Vasco

El Cairo, 8 ene (EFE).- Dos hermanas siamesas de Gaza recién nacidas han sido sometidas a una compleja operación de 15 horas en Arabia Saudí, después de haber nacido unidas por el abdomen y la parte inferior del cuerpo, pero sólo una de ellas ha sobrevivido, informó hoy la página web del canal de televisión saudí Al Arabiya.

La operación para separar a las niñas, llamadas Farah y Hanin, se realizó ayer en la capital saudí, Riad, adonde fueron trasladadas porque en la franja de Gaza no se disponía de los equipos médicos para la difícil intervención.

Las niñas nacieron unidas por el abdomen y la pelvis, y la parte inferior del cuerpo, y compartían dos piernas y algunos órganos.

Tras su nacimiento en Gaza, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ayudó a trasladarlas a Arabia Saudí hace quince días, debido a que el caso de Farah y Hanin es una malformación muy rara que sufre uno de cada dos millones y medio de bebés en el mundo.