Diario Vasco

Nairobi, 7 dic (EFE).- La Unión Africana (UA) rechazó la decisión unilateral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, y expresó su "profunda preocupación" por las consecuencias de esta iniciativa.

El Presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, lamentó esta decisión, que dijo "solo aumentará las tensiones en la región y complicará aún más la búsqueda de una solución al conflicto palestino-israelí", señaló en un comunicado a última hora de ayer.

Además, Faki Mahamat reiteró la solidaridad de la Unión Africana con el pueblo palestino y su apoyo a "su legítima búsqueda de un Estado independiente y soberano con Jerusalén Este como capital".

En este contexto, pidió renovar los esfuerzos internacionales para encontrar una "solución justa y duradera al conflicto, basada en la existencia de dos Estados, Israel y Palestina, que vivan uno al lado del otro en paz y seguridad".

La UA reaccionó así al anuncio que hizo ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, a pesar de que ningún país tiene actualmente su embajada en esa ciudad, porque, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa.

El posicionamiento de la Unión Africana se produce después de que en julio de 2016 el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, hiciera una gira africana que le llevó a visitar Etiopía, Uganda, Kenia y Ruanda, con el fin de buscar nuevos aliados para relanzar el comercio en África.

Esta gira supuso un ejemplo de los esfuerzos israelíes por recuperar presencia en África, ya que tras la Guerra de los Seis Días (1963) y la del Yom Kipur (1973), sumado a la Guerra Fría, la presión por parte de los principales estados árabes pusieron fin a la presencia israelí en el continente africano.