Diario Vasco

Nueva York, 7 dic (EFE).- El grupo español Eulen no tiene previsto "hoy por hoy" salir a bolsa, aunque actualmente estaría preparado para dar ese paso, afirmó hoy la presidenta ejecutiva de la compañía, María José Álvarez Mezquíriz

Álvarez se encuentra en Nueva York para recibir esta noche el galardón de líder empresarial del año otorgado por la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, y en un encuentro previo con los periodistas hizo un repaso sobre los desafíos de la compañía.

Eulen, recordó su presidenta ejecutiva, es una compañía que sigue fiel a la "cultura familiar" que ha dominado al grupo desde su fundación por David Álvarez Díez, en 1962.

"No tengo en la cabeza el salir a bolsa", afirmó la accionista mayoritaria de la compañía al ser consultada al respecto.

Expplicó que la "cultura familiar" que define al grupo ha resultado en "un buen marchamo" para la empresa, e insistió: "No tengo previsto la salida a bolsa, hoy por hoy".

Pero Álvarez sí señaló que la empresa "estaría preparada para dar ese paso", tanto en el nivel de auditoría interna y externa y gestión.

Sin embargo, recordó que tipo de proyectos en los que se enfoca la compañía es a mediano y largo plazo, algo "muy propio en una empresa familiar".

"No sé en qué medida lo aceptaría muy bien la bolsa, que normalmente busca muchas veces los proyectos a corto" plazo, insistió la empresaria.

Eulen es un grupo concentrado en servicios como la limpieza y la seguridad en instalaciones públicas y privadas, así como servicios sociosanitarios como la atención a la tercera edad. En total, ofrece 68 servicios diferentes.

En 2016 su facturación alcanzó llegó a 1.518 millones de euros, y para este año la compañía calcula que llegará hasta los 1.700 millones. Eulen tiene unos 90.000 empleados, de los cuales unos 52.800 están en España.

Sólo en Estados Unidos, Eulen tiene 6.000 empleados y opera en trece aeropuertos de siete estados, incluyendo la terminal neoyorquina JFK, una de las de mayor tráfico aéreo del país, donde está buscando ampliar sus servicios.

En cuanto a sus operaciones en Estados Unidos, Álvarez dijo que Eulen considera al país "como un continente", teniendo en cuenta que cada estado tiene su propia legislación

La empresa está inmersa en un plan estratégico lanzado en 2016 y que se cerrará en 2021, cuando espera alcanzar una facturación de unos 2.250 millones de euros.

La firma apostó por su expansión internacional hace treinta años, y actualmente opera en España, Portugal, Estados Unidos, ocho naciones de Latinoamérica y el Caribe, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Qatar.

También estuvo en Brasil, pero tuvo que salir en 1986 porque, recuerda Álvarez, el Gobierno de entonces "congeló los precios pero no los salarios", por lo que la empresa tuvo que cerrar allí sus operaciones.

Según dijo la presidenta ejecutiva de Eulen, el negocio internacional representa actualmente cerca del 30 % de la facturación, pero la idea es que al cierre de su plan estratégico alcance cerca del 42 %.

El consorcio actualmente tiene en la mira la posibilidad de iniciar operaciones en Uruguay y Canadá. En el primer país las gestiones están "un poco más avanzadas", pero Canadá, añadió, es un mercado "tremendamente interesante".

Álvarez señaló que, en su expansión internacional, Eulen, al igual que el resto de las empresas, busca tener seguridades en el plano político y jurídico, ya que "el riesgo lo pone el empresario".

"Lo más cobarde que hay es el dinero", afirmó la presidenta ejecutiva del grupo.