Diario Vasco

Madrid, 07 dic (EFECOM).- La asociación de autónomos ATA calcula que la creación de un nuevo régimen para los autónomos societarios, más parecido al régimen general, les animaría a aumentar sus bases de cotización, lo que podría suponer 2.000 millones de ingresos más para la Seguridad Social.

En un comunicado en el que propone medidas para incrementar los ingresos de los autónomos al sistema, ATA ha señalado que los 382.000 administradores de sociedades que tienen el control de la compañía "son un colectivo especial", por lo que deberían contar con un régimen propio.

ATA aboga por un régimen especial, enmarcado en el propio de los autónomos (RETA) que permitiera que la propia sociedad asumiera sus cuotas, su sueldo y sus retenciones -asumidas como costes salariales-, pero sin cotizar por el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) ni por desempleo.

De esta manera, al verse liberados de estos gastos, los autónomos societarios mejorarían sus bases de cotización, lo que supondría 2.000 millones de euros adicionales para la Seguridad Social, cifra que podría llegar hasta los 4.000 millones si la medida se extendiese a los socios de empresas (más de 600.000).