Diario Vasco

Las Palmas de Gran Canaria, 7 dic (EFE).- El jugador del Herbalife Gran Canaria Oriol Paulí indicó tras el encuentro ganado al Tofas Bursa en la Eurocopa, que situó al conjunto isleño como líder tras la séptima jornada, que a los jugadores de la plantilla insular les gusta retarse a sí mismos cuando más problemas existen.

"Creo que debemos estar muy orgullosos de la victoria ante el Tofas Bursa, tras los problemas por lesiones (de Pablo Aguilar y Xavi Rabaseda) y el imprevisto de última hora de Shaq Mckissic (a quien se le rescindió su contrato tras criticar públicamente al entrenador, Luis Casimiro). El equipo respondió bien e hizo un partido muy serio", aseguró el alero catalán.

Paulí recordó que lleva cuatro años en la disciplina del Herbalife Gran Canaria y dijo que los jugadores del conjunto amarillo tienen "un carácter especial".

"Nos gusta jugar este tipo de partidos. Nuestro rival no era nada fácil, ya que venía jugando bien (es líder invicto en la Liga turca y también llegó a la isla como líder del Grupo D de la Eurocup), pero hicimos un muy buen partido, llevándonos la victoria con un resultado abultado" (92-71), indicó.

El joven jugador del Gran Canaria, que recientemente debutó como internacional absoluto, está convencido de que a su conjunto le viene muy bien jugar en casa.

"La afición nos ayuda muchísimo y, tras disputar unos cuantos partidos fuera de la isla, poder actuar de nuevo ante nuestra afición hace que todo resulte mucho más fácil", aseguró.

Por último, Paulí se congratuló del debut en competición europea de los jóvenes Barcelowski y Kljajic, formados en las categorías inferiores del Herbalife Gran Canaria.

"Estoy muy contento al ver que hay jugadores jóvenes que suben al primer equipo y a los que les salen bien las cosas. Yo mismo era hace nada como ellos, y sé lo especial que es eso. Además, lograron anotar, con lo que estoy seguro de que se fueron muy contentos a casa", señaló.