Diario Vasco

Beirut, 7 dic (EFE).- El Parlamento sirio consideró hoy que la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital del Estado de Israel y trasladar allí desde Tel Aviv la embajada estadounidense servirá de cobertura al Estado israelí para seguir cometiendo abusos contra los palestinos.

En un comunicado, la Asamblea del Pueblo (parlamento sirio) señaló que esa medida constituye "una nueva cobertura de la Administración de EEUU a la entidad israelí para continuar violando los derechos legítimos de los palestinos, seguir desplazándolos y privarles del derecho de establecer un Estado independiente con Jerusalén como capital".

En la nota, publicada por la agencia de noticias oficial siria, SANA, el Parlamento instó a los palestinos a unirse y a adherirse a "la resistencia" como única opción.

"La decisión de EEUU es una violación flagrante de la Carta de la ONU y de las resoluciones internacionales legítimas, una profanación de los derechos nacionales e históricos del pueblo palestino y un intento claro de liquidar la causa palestina", afirmó la asamblea parlamentaria.

A su juicio, la decisión de Trump no cambiará "la verdad de que la Jerusalén ocupada es una ciudad palestino-árabe, que no puede ser alterada por ningún Estado, sea cual sea su poder militar, al igual que ocurre en cada palmo del territorio de los palestinos".

Por su parte, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza política opositora, alertó hoy en un comunicado de que el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén puede desestabilizar Oriente Medio y hundir a la región "en el caos y la violencia".

"Como la ocupación y el terrorismo son las dos caras de la misma moneda, la concesión de legitimidad y el apoyo a la ocupación no es menos amenaza para paz y la seguridad que el terrorismo", indica el texto.

La CNFROS subrayó, además, la necesidad de que la Asamblea General de la ONU adopte una resolución que condene el traslado de legaciones diplomáticas a Jerusalén y exija medidas que revoquen los pasos adoptados por Israel sobre el estatus de la ciudad.

También pidió a los países árabes e islámicos que adopten una postura unificada para hacer frente a la decisión de Trump.

Tras el anuncio de ayer, EEUU se convierte en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental, en 1980, la ONU instó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la ciudad.