Diario Vasco

Bruselas, 7 dic (EFE).- La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, afirmó hoy que la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel podría conducir "a tiempos más oscuros" y tener un impacto "muy preocupante".

"El anuncio de Trump sobre Jerusalén tiene un impacto potencial muy preocupante. Es un contexto muy frágil y el anuncio tiene el potencial de llevarnos hacia atrás, a tiempos más oscuros que los que ya estamos viviendo", comentó la política italiana durante una breve rueda de prensa.

Añadió que la propuesta del mandatario podría reducir el rol de Washington en Oriente Medio y generar más confusión.

"Es parte de las preocupaciones que tenemos, que este movimiento podría reducir el rol potencial que Estados Unidos puede jugar en la región y crear más confusión en torno a esto", declaró.

En ese sentido, aseguró que el club comunitario, junto con los socios regionales y en el marco del Cuarteto para Oriente Medio compuesto por la propia UE, la ONU, Rusia y EEUU, está ahora "decidido a jugar un rol incluso más convencido y activo en intentar relanzar el proceso de paz y dar una oportunidad" a la solución de dos Estados.

"Somos muy conscientes de que en este momento se necesitan importantes puntos de referencia. Sabemos que la credibilidad de la Unión Europea cuando se trata del proceso de paz en Oriente Medio es y sigue siendo fuerte con todos los interlocutores sobre el terreno, incluidas las dos partes. Y estamos listos para desempeñar nuestro papel al completo en coordinación con nuestros socios", dijo.

En cualquier caso, Mogherini subrayó que los Veintiocho "siempre" han estado seguros y siguen estándolo del rol "crucial y clave" de Estados Unidos en relanzar las negociaciones.

Sobre la llamada del jefe político del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, a los palestinos para comenzar mañana una tercera Intifada, la jefa de la diplomacia comunitaria instó a que todas las manifestaciones sean "pacíficas" y llamó a evitar que la situación empeore, por lo que pidió "responsabilidad y sabiduría" en la reacción, y respetar el "statu quo" de los lugares sagrados.

La exministra italiana también resaltó el compromiso de los Veintiocho con la solución de dos Estados con Jerusalén como capital de ambos países.

Asimismo, dijo que durante el Consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea esta semana tanto ella como los titulares de los Estados miembros mostraron su desacuerdo con la decisión de Trump a su secretario de Estado, Rex Tillerson.

Del mismo modo, precisó que reiteró al presidente palestino, Mahmud Abás, el mantenimiento de la posición comunitaria con respecto al conflicto árabe-israelí durante una conversación telefónica el miércoles.

Sobre la visita a Bruselas del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el próximo lunes, aseguró que espera abordar la cuestión de Jerusalén y las perspectivas del proceso de paz con el mandatario.