Diario Vasco

(Corrige título e información)

Bruselas, 7 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) anunció hoy su decisión de llevar a la República Checa, Hungría y Polonia ante la justicia europea por incumplir sus obligaciones legales en la reubicación de demandantes de asilo desde Grecia e Italia.

"La Comisión Europea ha decidido hoy referir a la República Checa, Hungría y Polonia al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por su incumplimiento de sus obligaciones legales sobre reubicación", señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Los Veintiocho acordaron en septiembre de 2015 las cifras de solicitantes de asilo que cada Estado miembro debía acoger para aliviar la presión migratoria en Italia y Grecia, unas cuotas sobre las que estos tres países del Este de Europa no han actuado.

La decisión del Consejo requería que los Estados miembros anunciaran compromisos para la reubicación cada tres meses para "asegurar un procedimiento rápido y ordenado", algo que han hecho todos los Estados miembros a excepción de estos tres, según la CE.

Hungría no ha llevado a cabo ninguna acción desde la puesta en marcha de las cuotas, Polonia no ha reubicado a ningún solicitante y no ha efectuado ningún compromiso desde diciembre de 2015.

La República Checa tampoco ha reubicado a nadie desde agosto de 2016 ni ha hecho nuevos compromisos desde hace más de un año.

Junto a Eslovaquia y Rumanía, la República Checa y Hungría votaron en contra de las cuotas en el Consejo, mientras que Eslovaquia denunció el sistema ante la justicia europea, que confirmó la validez del programa de reubicación en una sentencia el pasado 6 de septiembre.

La decisión de llevar a los tres países ante el tribunal de Luxemburgo continúa así el procedimiento de infracción iniciado por Bruselas contra estos tres países el 15 de junio de 2017, ante lo cual estos Estados enviaron unas respuestas a la Comisión que "no fueron satisfactorias".

Tras más respuestas "no satisfactorias" de los tres países a los siguientes pasos del procedimiento de infracción y de que ninguno de ellos haya dado "ninguna señal de que vayan a contribuir a la aplicación del régimen de reubicación", Bruselas optó hoy por remitir el caso al TJUE.

Además de por el incumplimiento de las cuotas, la CE anunció que Hungría se enfrentará a la justicia europea por su ley de ONG, que "discrimina y restringe desproporcionadamente donaciones a organizaciones de la sociedad civil", y por su reciente ley educativa, que está "contra el derecho a la libertad académica, el derecho a la educación y el derecho a gestionar un negocio", según el Ejecutivo comunitario.