Diario Vasco

Oviedo, 7 dic (EFE).- El delantero del Real Oviedo, Miguel Linares, se ha mostrado agradecido a la afición tras ser reconocido por ésta como el mejor jugador del mes de noviembre, premio al que da especial valor por lo que implica suplir en el once a un jugador "vital" para el equipo como Toché y por lo importante que es para él en lo personal ayudar al equipo con goles.

"Estoy contento por ayudar en un momento tan delicado como es la lesión de Toché, sobre todo por los goles y por las victorias que estamos cosechando con ellos, que es lo importante. El míster me ha necesitado y ahí he estado", ha explicado el punta, que da más valor ahora a su "adaptabilidad" en temporadas pasadas como extremo, ahora que puede jugar en su sitio.

Linares, abrumado por el "cariño" que le ha transmitido siempre la afición, espera poder devolverlo con el trabajo diario, que está en su "mano", y con goles "de vez en cuando", algo que no había podido hacer hasta ahora por la titularidad de Toché.

"Yo siempre he confiado en mí mismo, y hay mucha gente que lo ha hecho y me ha animado mientras no he tenido minutos. Toché lo estaba haciendo muy bien y jugamos con un sólo delantero, no hay nada que decir al respecto. Yo estaba preparado para el momento en que me tocara jugar, y así lo he demostrado", ha comentado el futbolista carbayón.

El maño no se confía ante el próximo rival de los azules, el Osasuna, y ha advertido de que pese a la buena racha - cuatro victorias en los últimos cinco partidos- el equipo debe salir al "ciento veinte por ciento" si no quiere que un rival de la entidad del navarro les acabe "pasando por encima".

El delantero ha insistido en la importancia de "vaciar la enfermería" porque eso hará que ningún futbolista "desconecte", aunque ha destacado que el equipo siempre "ha dado la cara" pese a la cantidad de lesionados y ha puesto en alza la calidad de la plantilla azul.

"Cuanto antes estemos todos, mejor porque así, si te descuidas un poco entra otro compañero y te toca sentarte en el banquillo. Tenemos los mejores extremos de la categoría -Saúl y Aarón- y ahora Yeboah está en un gran momento, hay una buena plantilla, y el rendimiento habla muy bien del vestuario", ha comentado el maño.

Los azules, que llevaron a cabo el ya tradicional partidillo de los jueves en la sesión matutina, se enfrentaron en dos tandas a un combinado de jugadores del filial y del División de Honor carbayones, a los que derrotaron 7-0 en una sesión de trabajo en la que no participó ni Mossa ni los lesionados Aarón, Fabbrini, Toché y Edu Cortina.