Diario Vasco

Viena, 7 dic (EFE).- Kazajistán pidió hoy a la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE) desarrollar un concepto de "seguridad inclusiva", que logre superar la "desconfianza existente entre algunos Estados miembros" de la organización.

"Creemos que hay una necesidad urgente de emprender esfuerzos conjuntos", dijo el ministro kazajo de Asuntos Exteriores, Kairat Abrajmanov, en su intervención ante la cumbre ministerial de la OSCE que se celebra entre hoy y mañana en Viena.

En una alusión a los diversos conflictos que azotan la región de la OSCE, el jefe de la diplomacia kazaja subrayó que su país "puede contribuir a la mediación en el continente euroasiático".

"A la vista de la desconfianza existente entre algunos Estados miembros", un diálogo constructivo podría conducir finalmente a una "confianza histórica" en "nuestra comunidad de seguridad euroatlántica y euroasiática", concluyó el ministro kazajo.

Abrajmanov se refería a la creciente desconfianza entre Rusia y los países occidentales, sobre todo por el conflicto del este de Ucrania, lamentada al inicio de la cumbre también por el actual presidente de turno de la OSCE, el austríaco Sebastian Kurz.

"Tenemos que enfrentarnos decididamente a esa tendencia (de desconfianza). Sólo se puede asegurar la seguridad en Europa a través de más confianza y más colaboración", dijo Kurz.

A pesar de estos llamamientos al diálogo, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidenses, Rex Tillerson, intercambiaron hoy duras acusaciones mutuas en sus respectivos discursos.

Mientras que el ministro ruso habló de una "temeraria expansión" de la OTAN hacia el este europeo y criticó la instalación de un escudo antimisiles de EEUU en Europa, el secretario norteamericano acusó a Moscú de ser "el origen" de la violencia en Ucrania.