Diario Vasco

Córdoba, 7 dic (EFE).- El entrenador interino del Córdoba, Jorge Romero, se mostró hoy "muy ilusionado" por coger al equipo tras la destitución de Juan Merino y, ante su debut en los banquillos de LaLiga 1/2/3 con el Rayo Vallecano, afirmó que "para nada es un marrón" hacerse cargo del equipo en la posición de colista.

Romero, que visitó junto al resto de la plantilla la planta materno-infantil del Hospital Reina Sofía, dijo a los periodistas que se trata de darles fuerza a los niños y, al mismo tiempo, captarla también de ellos.

Afirmó estar con "más ganas que nunca" pensando "sólo que llegue este domingo" para medirse al Rayo; y agregó que es momento más de actos que de palabras porque éstas "se dirán sobre el campo".

"Soy una persona de club y me debo a ello, pensando en que todo va a salir bien y vamos a estar donde merecemos", subrayó Romero, quien agregó que se ha encontrado una plantilla con "ilusión dentro de la responsabilidad lógica" y con "muchísima esperanza de que las cosas saldrán bien".

Indicó que no han hablado de futuro y que vive "el día a día como si fuera el primero y el último"; y reconoció que tiene la "esperanza de que saldrá bien" y que piensa "en estar mucho tiempo" en el cargo.