Diario Vasco

Dublín, 7 dic (EFE).- La autoridad turística irlandesa lanzó hoy su primera campaña publicitaria al espacio para celebrar la contribución de los parajes de la isla a la saga cinematográfica de "La Guerra de la Galaxias".

Aunque no llegó a una "galaxia muy, muy lejana", el globo aerostático diseñado por Tourism Ireland sobrevoló hoy los cielos irlandeses a más de 33.000 metros de altura para promocionar el octavo episodio de "Star Wars", que lleva por título "Los Últimos Jedi".

Esta "cartelera espacial" muestra fotografías, entre otras, de las espectaculares Islas Skellig del condado de Kerry, situadas al suroeste del país.

Este pequeño conjunto de islas ya fue el escenario de algunas secuencias de la séptima entrega de la saga, "Star Wars: El Despertar de la Fuerza", con la ermita monástica de la isla Skellig Michael como gran protagonista.

Allí encontró refugio Luke Skywalker y sus icónicas cabañas de piedra volverán a albergar a alguno de los personajes de "Los Últimos Jedi", que se estrenará el próximo 15 de diciembre.

El equipo de rodaje del octavo episodio también filmó escenas en paisajes de los condados de Cork, Clare y Donegal durante 2015 y 2016, lo que ha atraído a un gran número de seguidores de "Star Wars".

En algún lugar del llamado "Camino Atlántico Salvaje", que recorre de norte a sur la costa oeste irlandesa, se han recreado, por ejemplo, los paisajes rocosos del planeta Ahch-To, donde, al parecer, se construyó el primer templo Jedi.

En el remoto condado de Donegal, al noroeste, se observó en mayo del pasado año una misteriosa estructura, de unos 15 metros de largo y tres de alto, que pudo haber sido el "Halcón Milenario" de Han Solo, según informaron entonces los medios locales.

Ese set de grabación, rodeado de gran secretismo y fuertes medidas de seguridad, estaba localizado junto a un acantilado de la península de Malin Head, una de las zonas más agrestes, salvajes y bellas de la isla de Irlanda.

A poco más de un kilómetro de este lugar se encuentra también el cabo de Bamba Crown, conocido porque ahí se toman algunas de las fotografías de auroras boreales más espectaculares.