Diario Vasco

Saná, 7 dic (EFE).- El movimiento rebelde hutí del Yemen realizó hoy el funeral a 58 de sus combatientes que murieron en enfrentamientos la pasada semana contra las fuerzas leales al expresidente Ali Abdalá Saleh, que también fue asesinado.

Responsables militares leales a los hutíes, así como decenas de seguidores se reunieron en la plaza de Al Sabaín, en el sur de Saná, que fue escenario de parte de dichos enfrentamientos.

Miembros de la guardia y la Policía militar llevaron los féretros de los combatientes a los que los medios hutíes calificaron de "mártires" del levantamiento "del líder de la traición", en alusión a Saleh.

Los seguidores del funeral corearon lemas como "muerte a Estados Unidos", "muerte a Israel", "malditos judíos" o "la victoria para el Islam".

Los féretros fueron trasladados a bordo de camiones a varios cementerios dentro y fuera de Saná.

El Ministerio de Interior controlado por los hutíes dijo en un comunicado que los combatientes murieron "en el frente de batalla contra las milicias saboteadoras e ilegales" de la familia de Saleh.

Los combates entre los rebeldes hutíes y las tropas leales al difunto expresidente Saleh han causado la muerte de al menos 234 personas y heridas a otras 400 desde el pasado viernes, según datos ofrecidos por el Comité Internacional de la Cruz Roja en el Yemen.

Según fuentes del partido Congreso Popular, que fue presidio por Saleh, el funeral del expresidente yemení, que se realizará por sus partidarios, tendrá lugar mañana viernes al medio día en la mezquita de Al Saleh en la plaza de Al Sabaín.