Diario Vasco

Saná, 7 dic (EFE).- El Gobierno del Yemen reconocido internacionalmente advirtió hoy de las posibles consecuencias de la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y de trasladar la embajada de su país a esa ciudad.

El Ejecutivo, que trasladó su sede a la ciudad meridional costera de Adén, afirmó en un comunicado publicado por la agencia de noticias SABA de que esta decisión tendrá "graves consecuencias".

Además, convocó a las organizaciones internacionales para que asuman "la responsabilidad humana y moral para poner fin a esto".

Por otra parte, los rebeldes chiíes hutíes que controlan la capital, Saná, condenaron en un comunicado publicado en sus medios la decisión de trasladar la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén.

Asimismo, calificaron este paso como "un anuncio de guerra americana sionista a las naciones árabes e islámicas" y "una violación clara a los derechos palestinos de establecer un futuro Estado, cuya capital será Jerusalén Este".

Además, llamaron a sus seguidores a que se manifiesten mañana en Saná para condenar el "paso americano".