Diario Vasco

Lisboa, 7 dic (EFE).- El Gobierno de Portugal mostró hoy "mucha preocupación" con la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de trasladar su embajada en Israel a Jerusalén y confirmó que mantiene su representación diplomática en Tel Aviv.

"Portugal mantendrá su representación diplomática en Tel Aviv, en conformidad con el principio, consagrado en resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, según el cual el estatuto de Jerusalén debe ser definido entre israelíes y palestinos", según un comunicado del Ministerio de Exteriores portugués.

Portugal "es defensor de la solución de los dos Estados, basada en la coexistencia pacífica" y, añade la nota, "la única solución posible para la cuestión israelí-palestina".

"El estatuto de la ciudad de Jerusalén es central en la resolución de esta cuestión. El Gobierno portugués entiende, así, que debe evitarse cualquier toma de posición unilateral que debilite los esfuerzos en pro de esa solución", añadió.

El Parlamento portugués aprobó también hoy, con el apoyo de todos los partidos del hemiciclo, un voto de condena a la decisión anunciada el miércoles por Trump de trasladar la embajada estadounidense en EEUU de Tel Aviv a Jerusalén.

El texto recoge que la decisión de Trump "atenta contra todos los esfuerzos de paz, del pasado y del presente, y patrocina la perpetuación del conflicto israelí-palestino, configurando así una amenaza a la estabilidad social de toda la región de Oriente Medio".