Diario Vasco

Sant Adrià de Besòs , 7 dic .- El delantero del Espanyol Gerard Moreno ha asegurado hoy que el equipo es consciente de sus errores y que, el próximo lunes, en el derbi ante el Girona, tendrá una nueva oportunidad para enmendarlos.

"Sabemos dónde hemos fallado y queremos solucionarlo. Ahora afrontamos un partido en el que tenemos que estar concentrados y atentos", ha manifestado tras el entrenamiento de hoy.

El futbolista, de todos modos, ha evitado dramatismo y no ha calificado el choque como una final, pese a que el equipo ya está a seis puntos de la zona de descenso.

"Queda mucha Liga. Es un encuentro importante en el que tenemos que sumar tres puntos para estar más tranquilos. Quedan tres jornadas antes de que acabe el año y debemos dar un paso adelante", ha insistido.

Gerard Moreno ha augurado un pulso "duro" contra el Girona. "Tenemos que ser fuertes defensivamente y ser potentes arriba porque así haremos goles. Estamos trabajando para solucionar el tema y ser más un bloque", ha comentado, en relación a las bajas cifras realizadoras del Espanyol.

En este sentido, el delantero ha indicado que tienen ocasiones, pero no están acertados. "El equipo trabaja bien y esperamos que en esta jornada entren las que tengamos. Contamos con futbolistas con potencial ofensivo y no sólo puntas, sino también medios con llegada", ha apostillado.

Otra de las asignaturas pendientes del Espanyol es su rendimiento a domicilio, donde aún no ha ganado: "Sabemos que donde no cumplimos es fuera. En las dos últimas salidas nos han marcado pronto. Contra el Eibar acabamos decepcionados todos, pero estoy seguro que cuando cojamos la dinámica de dos triunfos la afición estará contenta".