Diario Vasco

Madrid, 7 dic (EFECOM).- El Tesoro español ha colocado hoy 4.144,36 millones de euros en deuda a largo plazo de distintas denominaciones, con menos intereses que en subastas anteriores, y ha cubierto así el 97 % de su objetivo anual de emisiones.

Del total adjudicado, la mayor parte, 1.626,91 millones, ha sido en obligaciones a diez años, colocadas a un interés del 1,417 %, menor que el 1,551 % de la anterior subasta a mediados de noviembre, y con el rendimiento más bajo desde octubre.

De esta forma, el interés de este tipo de deuda, que determina la prima de riesgo española, se sitúa en línea con la rentabilidad que exigen los inversores en el mercado secundario, aproximadamente un 1,430 % en la sesión de hoy.

En bonos a cinco años, el Tesoro ha captado 1.310,04 millones al 0,301 %, por lo que paga menos que el 0,375 % de la puja citada anteriormente, y es su menor nivel desde principios de septiembre.

En bonos del mismo plazo ligados a la inflación, se han subastado 490 millones con un interés del -1,166 %, más negativo que el -0,893 % con el que se vendieron por última vez el pasado 3 de agosto.

Por último, en la reapertura de una emisión a 30 años con vencimiento en 2041, el Estado ha colocado 786,08 millones al 2,432 %, menor al 2,467 % previo del mes pasado, con lo que paga menos a los inversores y se sitúa en mínimos desde junio.

Todo ello en plena campaña electoral para las elecciones autonómicas de Cataluña del 21 de diciembre, pese a lo cual los mercados siguen apostando por la deuda española, como demuestran las cantidades solicitadas, que suman 7.270 millones.

Este nivel de demanda de los inversores, pese a ser más bajo que en otras ocasiones, aún es casi el doble de la deuda adjudicada, con un ratio de cobertura de 1,75.

Por tipos de deuda, en bonos y obligaciones nominales las solicitudes han ascendido a 5.960,36 millones, en tanto que se han adjudicado 3.654,36 millones en total; y en deuda ligada a la inflación, la demanda ha alcanzado los 1.310,04 millones, y se han vendido 490 millones.

En concreto, los 4.144 millones captados se han situado en la horquilla esperada por el Tesoro, que preveía emitir entre 3.000 y 4.000 millones a largo plazo y entre 250 a 750 millones en bonos ligados a la inflación.

Para el analista de XTB Javier Urones, la reducción del interés exigido en todas las denominaciones se explica por la "mejora económica" que atraviesa España y muestra una "muy buena aceptación" de la deuda soberana nacional por parte de los inversores.

Asimismo, estos datos confirman que el Tesoro se encamina a completar un año más de reducción en el tipo de interés medio de financiación y se espera en consecuencia una "reducción considerable" en la prima de riesgo.