Diario Vasco

Madrid, 7 dic (EFE).- El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol (RFEF) desestimó el recurso del Valladolid contra la sanción de un partido impuesta a su futbolista Francisco José Olivas, expulsado por doble amarilla la pasada jornada frente al Numancia.

El Valladolid defendió a su jugador con el argumento de que la descripción de las dos amonestaciones hecha por el colegiado es errónea. Para el club en la primera no hubo contacto entre Olivas y el contrario, que se dejó caer al césped, y en la segunda tampoco hubo derribo de su futbolista, sino que el rival tropezó en su avance y cayó sin infracción alguna.

"Una vez analizadas reiteradamente las imágenes de ambas amonestaciones, este Comité llega a la conclusión de su total compatibilidad con lo reflejado en el acta, al apreciarse en ambas acciones como el jugador amonestado zancadillea al rival provocando su caída", señaló Apelación, según informó la RFEF.

También el Comité se pronunció este jueves en contra del recurso formulado por el Albacete sobre la tarjeta amarilla mostrada por juego peligroso a su jugador Román Zozulia, en el partido jugado en el campo del Rius el 18 de noviembre de la jornada 15, que le supuso una amonestación por parte del Comité de Competición y una multa de 90 euros al club.

El Albacete apeló sin éxito a la existencia de error manifiesto en la apreciación arbitral, ya que para Apelación en las imágenes "se observa nítidamente que en la rápida jugada en que tuvo lugar el suceso, el jugador sancionado con su brazo derecho desplaza a su oponente y lo derriba, por lo que ha de mantenerse la presunción de veracidad y acierto" del acta arbitral.