Diario Vasco

Santiago de Chile, 7 dic (EFE).- Tres militares retirados fueron sentenciados hoy por la Corte Suprema de Chile a quince años y un día de prisión como autores de los homicidios calificados de tres prisioneros políticos en 1973, días después del golpe que encabezó Augusto Pinochet, según informaron fuentes judiciales.

Uno de las víctimas del crimen, ocurrido en la ciudad de Antofagasta, en el norte de Chile, era el estudiante universitario austríaco Nenad Teodorovic Sertic, de 24 años, junto a quien fue asesinada su esposa, Elizabeth Cabrera Balarriz, de 23 años, asistente social y funcionaria de la Universidad del Norte.

La víctima restante fue Luis Muñoz Bravo, de 26 años, estudiante de la misma universidad; los tres militaban en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), grupo que luchó contra la dictadura de Pinochet, y fueron detenidos en sus domicilios el 14 de septiembre de 1973, tres días después del golpe militar.

Como autores de tres homicidios calificados, fueron condenados el teniente coronel retirado del Ejército Sergio Gutiérrez Rodríguez, y los exsuboficiales Ricardo Alvarez Jalabert y Carlos Contreras Hidalgo.

En primera instancia, los militares habían sido condenados por la jueza especial Cristina Araya Pastene a diez años y un día de prisión, sentencia ratificada después por la Corte de Apelaciones de Antofagasta, pero revocada por la II Sala de la Corte Suprema en el fallo definitivo del caso.

Según el expediente del caso, tras la detención de los jóvenes, fueron llevados a la Intendencia (Gobernación) de Antofagasta y luego trasladados a un campo de concentración instalado en la base aérea de Cerro Moreno, en las afueras de la ciudad, lo que se cumple en dos vehículos todoterreno y un camión.

En el trayecto, sin embargo, la comitiva se detiene y los detenidos son fusilados por los militares, que posteriormente ordenan a unos reclutas subir los cadáveres al camión para llevarlos a la morgue.

En ese momento advirtieron que la mujer aún respiraba, por lo que uno de los suboficiales procedió a rematarla.

Los criminales dijeron, a su regreso, que por avería en los vehículos debieron detenerse, circunstancia que aprovecharon los detenidos para escapar.

Los peritajes mostraron que los detenidos recibieron los tiros por la espalda, a corta distancia, lo que desmoronó los argumentos de los militares.

En la parte civil, la Corte condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización de cien millones de pesos (unos 153.000 dólares) al hijo del matrimonio de Nenad Teodorovic y Elizabeth Cabrera.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), según datos oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos y otros 33.000 fueron encarcelados y torturados por causas políticas.