Diario Vasco

Fráncfort , 7 dic .- El grupo químico alemán BASF decidió hoy fusionar Wintershall, su negocio de petróleo y gas, con el grupo ruso DEA, que agrupa las mismas actividades de Letter One.

BASF informó de que la empresa fusionada se llamará Wintershall Dea y saldrá a Bolsa a medio plazo.

Asimismo, BASF tendrá una participación mayoritaria del 67 % en la nueva empresa y Letter One el resto.

Prevén cerrar la operación en la segunda mitad de 2018, una vez que sea aprobada por las autoridades reguladoras de defensa de la competencia.

Las actividades de petróleo y gas de BASF están en su filial Wintershall, que se dedica a la exploración y producción en regiones con mucho crudo y gas en Europa, el norte de África, Rusia y América del Sur, así como Oriente Medio.

Junto con la rusa Gazprom, Wintershall también se dedica al transporte de gas natural en Europa.

RWE acordó a comienzos de 2015 la venta de DEA, que era su filial de exploración y extracción de petróleo y gas, por 5.000 millones de euros al oligarca ruso Michail Fridman, que controla el consorcio LetterOne-Gruppe.

Wintershall y DEA facturaron juntas 4.300 millones de euros el año pasado y tuvieron un beneficio neto de 326 millones de euros.