Diario Vasco

Alcorcón, 7 dic (EFE).- El alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), que gobierna el municipio en minoría, ha emplazado hoy a Ciudadanos (Cs) a "presentar ya sus propuestas presupuestarias" con el objetivo de que sean incorporadas "en la mayor medida posible" al proyecto de Presupuestos para 2018.

"Dejemos a un lado las diferencias y demostremos a los vecinos que somos capaces de entendernos y dialogar y construir juntos por ellos, por coherencia, por responsabilidad", ha recalcado Pérez, quien ofrece "la opción de plantear una negociación clara y transparente".

El regidor ha comprometido su "máxima receptividad" a las propuestas de la formación naranja con el objetivo de "cerrar un acuerdo inmediato para la aprobación de los presupuestos para que los vecinos no vean comprometidas las becas, las políticas de familia y mayores y, por supuesto, el empleo".

Pérez, que aún no ha presentado los presupuestos, ha señalado que "le gustaría poder llegar a acuerdos con la mayor parte posible de la oposición", aunque ha matizado que "lo ve muy difícil con el PSOE o con Ganar Alcorcón", por lo que, "siendo realistas", solo confía en "un acuerdo con Cs que beneficie a los vecinos".

El alcalde de Alcorcón, que fue investido con el voto de Cs en 2015 y dejó de contar con su apoyo a principios de año, ha pedido a la formación naranja que "haga pública su relación de propuestas", al igual que haría el Gobierno municipal, "con su respuesta de aceptación de las propuestas que fueran consideradas asumibles".

"Solo ponemos una condición, que las propuestas no impliquen aumento del gasto ni subida de impuestos, para no comprometer los objetivos de estabilidad ni generar déficit y endeudamiento", ha destacado Pérez, quien afirma que "en la Asamblea de Madrid Cs ha sabido anteponer su responsabilidad a sus diferencias políticas".

El regidor ha pedido al portavoz de Cs en Alcorcón, Alfonso Reina, "la misma actitud" que su portavoz regional, Ignacio Aguado, quien apoyó los presupuestos de Cristina Cifuentes (PP) "por los madrileños cansados de la política destructiva y por responsabilidad y por coherencia".