Diario Vasco

Bruselas, 7 dic (EFE).- El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, afirmó hoy que las protestas relativas a la situación de Cataluña "no son de sentido único", en referencia a la manifestación por la independencia que tiene lugar en Bruselas y a las marchas constitucionalistas en España en el último mes.

"No es una protesta en sentido único si tenemos en cuenta lo que hemos visto en las calles de Barcelona este último mes", dijo en rueda de prensa Timmermans, quien afirmó haber encontrado en su camino hacia la sede de la Comisión a manifestantes "con una atmósfera muy positiva y determinada".

El también comisario europeo para el Estado de Derecho indicó que siempre se interesa si los ciudadanos "sienten el deseo de bajar a la calle para expresar una opinión", y añadió que "hemos visto ya millones de españoles y catalanes expresarse de los dos lados".

Timmermans insistió en que todo ciudadano tiene el derecho de "organizarse" y "expresar una ambición política" pero respetando el Estado de Derecho.

"Si uno no está de acuerdo con la ley puede cuestionarla, organizarse para cambiar la ley o la Constitución. Lo que no es permisible en un Estado de Derecho es simplemente ignorar la ley (...) utilizar una expresión democrática como razón para ignorar la ley", reiteró.

El vicepresidente comunitario insistió en que si se acepta que quien tiene la mayoría "decide qué dice la ley sin respetarla", este razonamiento puede después invertirse y acabar siendo utilizado contra esas mismas personas y sus derechos una vez que cambien las mayorías.

"El Estado de Derecho protege a todo el mundo, mayoría o minoría", incidió.