Diario Vasco

Oviedo, 6 dic (EFE).- El jugador del Real Oviedo, Yaw Yeboah, ha explicado que cada vez se encuentra "más cómodo" en el equipo, no sólo por haberse hecho con la titularidad tras la lesión de Aarón Ñíguez, sino porque ya se encuentra "mejor" en el equipo después de que al principio el idioma le hiciese "muy difícil" entender al técnico azul, Juan Antonio Anquela.

"Llegué nuevo, era mi primera vez en España y tuve que adaptarme a la cultura, al país, a la gente y al estilo de jugar. El idioma ha sido lo que más me ha costado desde un principio porque no sé nada de español y hay muy pocos jugadores que hablen inglés en plantilla, me resultaba difícil de entender lo que me pedía el míster", ha señalado el ghanés.

El extremo, que ha pasado por Reino Unido, Francia y Holanda en etapas profesionales anteriores, ha destacado que el estilo de jugar español es "muy distinto" a los que había probado antes y que ha sido "a base de observar" como ha conseguido "encajar" con el estilo de juego del entrenador jienense.

"Era muy diferente todo y al poco de llegar entré en el equipo y tuve minutos. Cada uno tiene su estilo propio de juego, y cuando vienes a un equipo nuevo tienes que adaptarte. El fútbol es un deporte de equipo, no individual, y yo tengo que aportar al bloque", ha comentado el jugador africano.

Anquela ha remarcado en las últimas semanas la mejora del ghanés, y el extremo sabe que la confianza del técnico se debe a que, además de su capacidad para regatear, el futbolista ha empezado a mostrar capacidad para ayudar en defensa.

"Tengo mucha capacidad para jugar en ataque, pero sé lo que nos pide el míster para jugar, y eso pasa por defender también. Ahora lo entiendo mejor, hasta sé unas pocas palabras clave de los entrenamientos como "presionar" o "atacar", al principio me resultaba muy difícil comunicarme", ha apuntado.

Yeboha se ha mostrado "muy feliz" por llevar dos partidos contando para el técnico y que ambos hayan acabado con victoria, aunque afirma que siempre hay "cosas que mejorar" y que para ello hay que seguir "trabajando" al mismo nivel.

"Siempre hay aspectos que desarrollar, tienes que aprender y trabajar mucho siempre porque una cosa es llegar al máximo y otra, y más difícil, mantenerse ahí. Hago todo lo que puedo para el equipo y, paso a paso, dando lo máximo, podré llegar también a mi mejor versión", ha concluido el futbolista.

Los azules han completado hoy una sesión de cerca de dos horas en la que han estado divididos en dos grupos de trabajo y que ha finalizado con un partidillo en dimensiones reducidas que no ha completado Mossa por precaución ni el resto de lesionados -Aarón, Fabbrini, Toché- que siguen en el gimnasio mientras que Cortina ha trabajado sobre el verde pero al margen del grupo.