Diario Vasco

Valencia, 6 dic (EFE).- El Valencia Basket visita este jueves al Maccabi Tel Aviv, en la undécima jornada de la fase regular de la Euroliga, con el objetivo de lograr un triunfo que le permita frenar su caída libre con una racha de seis derrotas consecutivas en este torneo que le han llevado a la parte baja de la clasificación.

Tras protagonizar un notable inicio de competición con un balance de tres triunfos y dos derrotas, el equipo valenciano ha enlazado seis partidos seguidos sin ganar, aunque cuatro de ellos han sido como visitante.

Aunque aún quedan dos tercios de la fase regular por disputarse, el equipo valenciano no puede tardar mucho en reaccionar si no quiere que se le haga muy cuesta arriba lo que queda para llegar al tramo final con posibilidades de entrar entre los ocho primeros y disputar los cuartos de final de la competición.

El Valencia afronta este encuentro tras haber sufrido más de la cuenta para ganar al MoraBanc Andorra en la Liga ACB en un encuentro en el que llegó a ganar por veintiún puntos al final del segundo cuarto pero que finalmente se decidió en la prórroga y en el que su rival tuvo un último tiro para volver a empatar el choque o incluso ganarlo.

La excelente actuación de Fernando San Emeterio, que anotó 35 puntos y acumuló 42 puntos de valoración, evitó la derrota valenciana y le permitió sumar una victoria que no aplaza la necesidad de mejorar su juego pero que le permite hacerlo con menos ansiedad.

Enfrente, el Valencia tendrá mañana un rival que parece haber recuperado el pulso tras varias malas temporadas y que lo ha hecho de la mano del técnico croata Neven Spahija, ex entrenador del equipo valenciano.

El conjunto israelí es quinto con un balance de seis victorias y cuatro derrotas y en su último partido en la competición venció por 81-74 al Zalgiris Kaunas con veintiséis puntos del exterior estadounidense Norris Cole.

Junto con sus compatriotas Pierre Jackson y Deshaun Thomas, más regulares y constantes en la anotación, son las mejores referencias anotadoras del Maccabi.

El encuentro será el primero que dispute el Valencia en el histórico pabellón de 'La mano de Elías'.

El club valenciano ya tenía que haber visitado la pista del Maccabi en 2004 pero el clima prebélico de la zona hizo que la entidad pidiera un cambio de pista, algo que la Euroliga no aceptó y finalmente no viajó, lo que le costó la derrota y casi todas sus opciones de llegar a la final a cuatro.

Para este encuentro, el Valencia mantiene las bajas de Antoine Diot, Joan Sastre, Alberto Abalde, Bojan Dubljevic y Latavious Williams, lo que deja Txus Vidorreta con sólo nueve jugadores del primer equipo, más los jóvenes Josep Puerto y Triggvy Hlinason.