Diario Vasco

Nueva Delhi, 6 dic (EFE).- Al menos siete supuestos guerrilleros naxalitas o maoístas murieron hoy en una operación de la Policía india en el estado de Maharashtra, en el oeste del país, después de que en los últimos días estos insurgentes presuntamente mataran a cinco civiles y dos policías, informaron a Efe fuentes policiales.

El inspector general de operaciones antinaxalitas de la Policía regional, Sharad Shelar, indicó que los guerrilleros murieron tras una operación que comenzó la pasada medianoche y en la que participaron 50 miembros del grupo de fuerzas especiales C60.

Shelar se excusó de ofrecer más datos afirmando que es "demasiado pronto para dar detalles".

El inspector afirmó, no obstante, que miembros de esta guerrilla habían matado a siete personas en los últimos diez días, entre ellos dos policías, y herido a otros cinco en diferentes partes de esa zona.

El movimiento naxalita, denominado así porque nació tras una revuelta en la aldea bengalí de Naxalbari en 1967, busca imponer una revolución agraria de corte maoísta y continúa activa tras medio siglo de operaciones sobre todo en el llamado "cinturón rojo", una franja de territorio que recorre el centro y el este de la India.

En el vecino estado de Chhattisgarh, a finales de mayo, murieron 25 miembros de la Fuerza Central de Reserva Policial (CRPF) en una emboscada maoísta, en uno de los peores ataques contra las fuerzas de seguridad de los últimos años.

Activistas de derechos humanos y organizaciones como Amnistía Internacional (AI) critican sin embargo el desmesurado uso de la fuerza de la policía en lugares como Bastar, lo que desencadena más rechazo al Gobierno y el aumento del apoyo a los naxalitas.

Según datos del Gobierno indio difundidos en mayo, la insurgencia maoísta en la India causó 12.000 muertos, en su mayoría civiles, durante las últimas décadas, aunque el pasado año comenzó a perder fuerza con un aumento exponencial de los insurgentes abatidos y una caída en sus actividades.