Diario Vasco

Madrid, 6 dic (EFE).- El Sevilla, con un 1-1 ante el Maribor; el Liverpool, con un rotundo 7-0 al Spartak Moscú; el Oporto, con un 5-2 al Mónaco; y el Shakthar Donetsk, protagonista de la primera derrota del Manchester City (2-1), completaron este miércoles los 16 clubes clasificados para octavos de final de la Liga de Campeones.

Son los cuatro vencedores de la última jornada de la fase de grupos, en la que el Real Madrid, sin nada en juego, porque su segunda posición del cuarteto ya era inamovible, se impuso por 3-2 al Borussia Dortmund, con un nuevo gol de récord de Cristiano Ronaldo, capaz de marcar en cada una de las seis citas disputadas.

El cuadro del sorteo del lunes en la sede de la UEFA en Nyon ya está cerrado, con ocho equipos como cabezas de serie (Barcelona, Besiktas, Manchester City, Tottenham, Manchester United, París Saint Germain, Roma y Liverpool) y ocho segundos de grupo: Real Madrid, Bayern, Chelsea, Juventus, Basilea, Sevilla, Oporto y Shakhtar.

También los ocho clubes que van a la Liga Europa: Atlético de Madrid, CSKA Moscú, Celtic, Sporting de Lisboa, Nápoles, Borussia Dortmund, Leipzig y Spartak de Moscú. El equipo rojiblanco, a la vez, confirmó su condición de cabeza de serie en esa competición como segundo mejor tercero procedente de la Liga de Campeones.

El Sevilla, entre tanto, prosigue en la máxima competición europea, agarrado primero a la goleada del Liverpool contra el Spartak de Moscú, que era suficiente para su clasificación, aunque después enmendó su derrota parcial con el Maribor con el 1-1 anotado por el brasileño Ganso a cuarto de hora del final. Es segundo.

La primera posición la sentenció el equipo inglés en 15 minutos, liderado por dos goles del brasileño Coutinho, deseado por el Barcelona todo el verano y determinante en el Liverpool, con el 1-0 de penalti, en el minuto 4, y el 2-0, en el 15, frente al Spartak de Moscú, superado de principio a fin. Necesitaba ganar y fue goleado.

Porque después, en el 19, el brasileño Firmino aportó el demoledor 3-0, oportuno ante el chollo defensivo que ofreció el conjunto moscovita, dañado aún más después, con otro gol de Countinho, dos de Mané y uno de Salah, mientras el Sevilla sentía alivio a 1.900 kilómetros, cuando era derrotado por el Maribor desde el minuto 10. Después empató, aunque ya era un trámite innecesario.

El Oporto también se impuso en el pulso por la segunda plaza en el grupo G. Lo hizo con rotundidad en su duelo en casa contra el ya eliminado Mónaco, al que apagó en el primer tiempo con un 3-0, impulsado por dos goles de Vincent Aboubakar, el 1-0 en el minuto 9 y el 2-0 en el 33, y uno de Brahimi, que anotó el 3-0 en el 45.

El partido terminó 5-2, sin una sola duda de su clasificación para octavos, en los que ya estaba el Besiktas como primero desde hace semanas y de los que se quedó fuera el Leipzig, directo a la Liga Europa por la victoria del Oporto y por su derrota contra el conjunto turco por 1-2. Álvaro Negredo anotó el 0-1 de penalti.

La última jornada también acogió la primera derrota de la temporada del Manchester City de Pep Guardiola, superado por el Shakhtar Donetsk (2-1). El conjunto ucraniano selló sin apuros su pase a la siguiente ronda con goles de los brasileños Bernard e Ismaily en un tramo de siete minutos, entre el 26 y el 33. Al borde del final, el argentino Sergio 'Kun' Agüero marcó el 2-1 de penalti.

Al acecho estaba el Nápoles, que tiene que conformarse con la Liga Europa, relegado a la tercera plaza de su grupo. Ni de acercó a la combinación que le trasladaba a los octavos de final, porque ni él ganó en Rotterdam al Feyenoord, con el que perdió 2-1, ni el Shakthar cedió con el City, el líder indiscutible del cuarteto.

En el grupo H ya estaba todo decidido en las dos primeras plazas, el liderato para el Tottenham y la segunda posición para el Real Madrid, pero no en las dos siguientes, con el Borussia Dortmund, rival del conjunto blanco en el Santiago Bernabéu, y con el Apoel, adversario en Londres del bloque británico, igualados a dos puntos.

Ninguno de los dos sumó más. Ni el equipo alemán, superado por el Real Madrid por 3-2 con un gol más de Cristiano Ronaldo, el noveno de esta edición del torneo y con el récord de haber marcado en cada jornada, otro de Borja Mayoral y el definitivo de Lucas Vázquez, que deshizo el 2-2 que había logrado un rato antes Aubameyang.

Ni el chipriota, derrotado 3-0 por el Tottenham con el primer gol y la asistencia en el segundo tanto de Fernando Llorente, con lo que el Dortmund, por mejor diferencia general de goles, jugará la Liga Europa, un mal menor para el bloque alemán, alejado de su mejor nivel durante toda la fase de grupos, con dos de los 18 puntos.