Diario Vasco

Sevilla, 6 dic (EFE).- El Sevilla cerró su participación en la Liga de Campeones Juvenil con un triunfo (0-1) en el campo del Maribor esloveno, lo que aseguró la tercera plaza del grupo tras la sexta y última jornada, a la que llegó sin posibilidad de auparse a la segunda posición que le hubiera dado la opción de seguir.

El tanto visitante llegó en la prolongación del encuentro (minuto 91), obra del capitán del equipo, Genaro, quien lo consiguió de cabeza en un choque en el que el equipo local acabó con diez jugadores sobre el terreno al ver Grajfoner la segunda tarjeta amarilla en el minuto 92..

El equipo sevillista afrontó este partido en Eslovenia sin posibilidades de seguir en la siguiente fase de la competición y solo con ganas de acabarla con triunfo y al menos mantener la tercera plaza del grupo, a la que también podía optar su rival si ganaba, pero con esta derrota, e incluso con el empate, concluye el torneo como cuarto y último clasificado.

El partido, disputado en el estadio Mestni de la localidad eslovena de Lendava y arbitrado por el eslovaco Peter Kralovic, fue de control del equipo español, cuyo entrenador, Dimas Carrasco, aprovechó para darle la oportunidad de jugar a algunos futbolistas que lo habían hecho poco en este torneo continental.

Pese a la iniciativa del Sevilla, el equipo andaluz no estuvo acertado en las inmediaciones del área del Maribor y así transcurrió el choque, sin pasar por problemas en el ataque pero sin lograr el gol de le diera la victoria, hasta que en la prolongación Genaro pudo ver la puerta adversaria.

Esta es la primera vez en las tres participaciones del juvenil sevillista en este torneo continental que no consigue alargar su presencia en la competición tras la fase de grupos, en la que el Liverpool inglés acaba como primero y el Spartak de Moscú como segundo.