Diario Vasco

Río de Janeiro, 6 dic (EFE).- Brasil produjo entre enero y noviembre de este año 2,485 millones de vehículos, número en un 27,1 % superior al de los once primeros meses de 2016 y que demuestra la recuperación del sector tras dos años de caída en la fabricación y en las ventas, informó hoy la patronal de los fabricantes.

La producción brasileña de automóviles, utilitarios, camiones y autobuses creció en el acumulado del año impulsada por el aumento de las ventas en el mercado interno pero también por un importante salto en las exportaciones, de acuerdo con las estadísticas divulgadas este miércoles por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Las ventas de vehículos nuevos en Brasil entre enero y noviembre de 2017 ascendieron a 1,808 millones de unidades, con un crecimiento del 9,8 % frente al mismo período de 2016, mientras que las exportaciones en los once primeros meses del año se ubicaron en 700.893 unidades, con un salto del 53,3 %.

"Registramos un volumen récord de exportaciones hasta noviembre", afirmó en una rueda de prensa el presidente de la Anfavea, Antonio Megale, quien dijo que ese número tiende a aumentar aún más en diciembre gracias al acuerdo comercial que Brasil alcanzó con Colombia.

De la producción total de vehículos en lo que va de este año, 2,391 millones es de automóviles y utilitarios, 75.465 de camiones y 19.348 de autobuses.

De acuerdo con la patronal, los fabricantes con plantas en Brasil produjeron en noviembre 249.089 vehículos (de los cuales 239.244 automóviles), con un crecimiento del 15,2 % frente al mismo mes del año pasado y una caída del 0,3 % en la comparación con octubre.

Las ventas en noviembre se ubicaron en 182.631 unidades (176.281 automóviles), un número en un 15,8 % mayor que el del mismo período de 2016, y el mayor para un mes desde noviembre de 2014.

Las exportaciones en noviembre también fueron récord, con 73.073 unidades embarcadas, lo que representa un aumento del 28,8 % frente al mismo mes del año pasado.

Los datos hasta noviembre están acordes con las proyecciones de la Anfavea, que espera terminar el año con 2,7 millones de vehículos fabricados y un aumento del 25,2 % en la producción, así como con elevaciones del 7,3 % en las ventas y del 43 % en las exportaciones.

El aumento de la producción y de las ventas demuestra la recuperación del sector automotor, uno de los más castigados por la recesión en que se hundió la economía brasileña en los dos últimos años y de la que el país comenzó a recuperarse tan sólo en 2017.

En 2016, la industria automotriz brasileña registró una disminución del 11,2 % en la producción (que cayó hasta 2,156 millones de unidades en el año) y del 20,19 % en las ventas (que bajaron hasta 2,050 millones de unidades).

Tales caídas fueron atribuidas a la recesión en Brasil, cuya economía se contrajo 3,5 % en 2015 y un 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años seguidos de crecimiento negativo, algo que no ocurría desde la década de 1930.

La industria automotor brasileña, sin embargo, aún está lejos de exhibir de nuevo sus números en 2014.

"Aún estamos con una capacidad ociosa del 45 % en la industria en general y del 75 % específicamente el sector de camiones", aseguró Megale.