Diario Vasco

Lisboa, 6 dic (EFE).- El presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, expresó hoy la "preocupación" del país ante gestos "que puedan ser considerados contraproducentes" en Oriente Próximo, en alusión al posible anuncio de Washington sobre el traslado de su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

"Acompañamos la situación relativa a Oriente Medio y Próximo, y Portugal, en especial, ya manifestó a nivel de Gobierno su preocupación por los gestos que puedan ser considerados contraproducentes para el clima de diálogo, entendimiento y paz en un área sensible del globo", dijo Rebelo de Sousa en Lisboa.

Portugal se une así a la inquietud general causada por el posible anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que moverá la sede diplomática, previsto inicialmente para las 18.00 GMT de hoy.

En el caso de que Trump confirme esta intención, EEUU se convertirá en el primer y único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, cuyo sector Este ocupó en la guerra de 1967 y se anexionó en 1980, contraviniendo la legalidad internacional, y donde los palestinos aspiran a establecer la sede de su futuro Estado.